30 Nov 2009 - 12:27 p. m.

Congreso de EU convoca a audiencia a pareja de intrusos de la Casa Blanca

La pareja ha sido invitada a la audiencia, pero aún no hay respuesta.

Efe - Washington

La pareja que ingresó sin ser invitada en una cena de Estado en la Casa Blanca la semana pasada fue convocada a una audiencia el próximo jueves en el Congreso de EE.UU. para examinar el fallo de seguridad del Servicio Secreto.

El presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Bennie G. Thompson, explicó hoy en un comunicado que decidió programar la audiencia tras examinar los resultados preliminares sobre el lapso de seguridad del Servicio Secreto.

La audiencia se centrará en los fallos de seguridad la tarde del 24 de noviembre, las deficiencias en la planificación previa a la cena de Estado de la Casa Blanca en honor del primer ministro indio, Manmohan Singh, y las medidas adoptadas para evitar errores semejantes.

La vista, dijo Thompson, también examinará si los agentes del Servicio Secreto violaron su propia política y si existen problemas de gestión en esa agencia federal encargada de la protección y seguridad de presidentes, sus familias y de dignatarios.

Thompson agregó que el Comité convocó a la audiencia a Michaele y Tareq Salahi, la pareja de Virginia que logró burlar las medidas de seguridad e ingresó a la Casa Blanca aunque no figuraba en la lista de invitados al evento.

Una portavoz del Comité, Dena Graziano, confirmó que la pareja ha sido invitada a la audiencia, pero que no se ha "recibido respuesta".

Thompson también convocó al director del Servicio Secreto, Mark Sullivan.

"Es el momento de escuchar respuestas y el reconocimiento de deficiencias de seguridad pasadas y presentes, y de medidas correctivas para garantizar el fortalecimiento del Servicio Secreto y de la seguridad de quienes protegen", dijo Thompson.

"No es el momento de juegos políticos o para buscar chivos expiatorios para distraer la atención de la cuidadosa supervisión que debemos aplicar al Servicio Secreto y a su misión", enfatizó Thompson, al asegurar que está en juego su confianza en la gestión del Servicio Secreto.

Para Thompson, aunque es admirable el deseo de la Administración Obama de tener más apertura y transparencia, el lapso de seguridad que permitió el ingreso a la Casa Blanca a cualquiera que se hiciera pasar por invitado "es una bofetada para los empleados del Servicio Secreto que arriesgan su vida" para proteger al país.

Los Salahi, habituales en cócteles y recepciones de la alta sociedad estadounidense, no solo burlaron los controles de seguridad del Servicio Secreto, sino que también consiguieron saludar personalmente al presidente de EE.UU., Barack Obama.

El Servicio Secreto pidió disculpas por el incidente, pero aseguró que Obama nunca corrió peligro y que la pareja se sometió al mismo control de detectores de metales que el resto de los más de 300 asistentes al evento.

Las autoridades federales abrieron una investigación que podría conducir a la presentación de cargos federales contra la pareja.

Los Salahi se fotografiaron, además de con Obama, con el vicepresidente, Joe Biden; el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, y otros invitados.

Citando fuentes anónimas, el diario The Washington Post indicó hoy que, al parecer, un agente del Servicio Secreto dejó pasar a la pareja de intrusos debido a la llovizna que caía y a la larga cola que se había formado afuera de la Casa Blanca.

Tras el incidente, el Servicio Secreto aumentó el escrutinio en la Casa Blanca.

Temas relacionados

Barack ObamaCasa Blanca
Comparte: