13 Apr 2012 - 3:00 a. m.

Cuba sigue en el centro del debate

"La invitación de Cuba a futuras cumbres de las Américas depende de los presidentes del hemisferio y del propio gobierno de la isla".

Redacción Internacional

Así lo aseguró el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien señaló, en respuesta a dirigentes sindicales que deploraron la ausencia de La Habana en la Cumbre de Cartagena: “Cuba no está suspendida de la OEA. Habiendo promovido el levantamiento de las sanciones, por lo menos yo ya hice todo lo que tenía que hacer. El resto lo decidirán los jefes de Estado y el gobierno de Cuba”, señaló.

Insulza reiteró que la Asamblea General invitó a Cuba a un diálogo con el consejo permanente de la OEA para su reincorporación y el gobierno de Raúl Castro, “haciendo uso de su derecho, dijo que no lo iba a hacer”. En 2009, tras la Cumbre de las Américas de Puerto España, la OEA levantó la suspensión de Cuba, que había sido decidida en 1962 en plena Guerra Fría. Insulza reconoció, sin embargo, que esta situación la podrían cambiar los jefes de Estado de la región.

Las declaraciones del secretario de la OEA chocan con la posición expresada por la llamada “disidencia cubana” —residente tanto en Miami como en la misma Cuba— que les pidieron a los gobernantes asistentes a la Cumbre abstenerse de incluir a la isla en los próximos encuentros hasta que el “régimen de Castro garantice la democracia y los derechos fundamentales”.

Representantes de Madres y Mujeres Anti-represión (MAR por Cuba) viajaron desde Miami a Cartagena para hacer sentir su voz. “Queremos señalar a los jefes de Estado y funcionarios de la Cumbre de las Américas que al mismo tiempo que los gobiernos están difundiendo una gigantesca campaña para que Cuba sea invitada a la cumbre, se recuerde la represión contra quienes luchan por la democracia en la isla”, declaró Silvia Iriondo, presidenta de la organización.

La activista habló rodeada de compañeras de la MAR vestidas de negro como símbolo del luto por la represión, en un salón con varias sillas vacías, sobre las que tan sólo había fotografías de las ‘Damas de Blanco’, el grupo también de mujeres que lucha por la libertad de sus familiares presos en las cárceles cubanas.

Temas relacionados

Cumbre de las Américas
Comparte: