27 Feb 2009 - 4:00 a. m.

DAS: sin licencia para interceptar

El presidente Álvaro Uribe le dio un súbito giro a la política de inteligencia del DAS. A partir del viernes, este organismo dependerá de la Policía Nacional para la interceptación de llamadas.

Redacción Judicial

El Jefe de Estado anunció que ésta sería la primera de varias medidas para reestructurar el DAS. El presidente de la Corte Suprema, Francisco Ricaurte, dijo que la medida sólo es un “pañito de agua tibia”.

Para bajarle la espuma al escándalo de las interceptaciones ilegales a opositores, periodistas, funcionarios y magistrados de la Corte, denunciadas por la revista Semana, la Casa de Nariño dio un súbito giro en la política de inteligencia del DAS. A partir de este viernes, el organismo de seguridad pasará a ser una dependencia más de la Policía Nacional. Dicho de otro modo, perdió la autonomía y la competencia para rastrear conversaciones telefónicas en desarrollo de cualquier proceso judicial, pues en adelante, estará en manos de la Policía corroborar la autenticidad del procedimiento. “Así, Policía y DAS se controlan mutuamente”, expresó el presidente Álvaro Uribe.

El Primer Mandatario, en horas de la mañana, recordó que durante su gobierno se han reformado 411 instituciones del Estado, y que este cambio es el primero de muchos que vendrán en el DAS. En particular, explicó el Jefe de Estado, la necesidad de la unificación de la inteligencia de todos los organismos, lo que “puede conducir no solamente a que haya total transparencia sino total eficacia. De esta manera, será la Policía la que operará los equipos de interceptación por solicitud del DAS para avanzar en la práctica de evidencias en procesos penales. Analistas consultados sostienen que la idea suena muy bonita, pero que el celo profesional entre ambas instituciones será una piedra en el zapato.

Paralelamente, el fiscal Mario Iguarán informó que había ordenado el cierre de las oficinas de interceptación y, al enterarse de la decisión del Ejecutivo, anotó que la celebraba porque iba a facilitar la investigación. Otra cosa conceptuó el presidente de la Corte Suprema, Francisco Javier Ricaurte, quien calificó como ‘pañitos de agua tibia’ la determinación de la Casa de Nariño: “La medida es intrascendente frente a los hechos denunciados, porque no se busca quién tiene competencia (para interceptar) sino quiénes son los autores materiales e intelectuales” de las ‘chuzadas’. Esa inquietud le fue manifestada por la Sala Plena de la Corte al director de la Policía, general Óscar Naranjo, y al director del DAS, Felipe Muñoz, durante la reunión que tuvieron en la tarde del jueves.

Horas antes, Muñoz reveló que le había aceptado la renuncia al director de inteligencia, capitán (r) Fernando Tabares, quien llevaba año y medio al frente de esa dependencia; que le había pedido a la Contraloría General un informe de auditoría sobre la institución, al tiempo que solicitó que se acelerara el proceso de desmonte del programa de protección a personas que actualmente administra el DAS. Por último, aclaró que las memorias USB y discos que se encontraron en la noche del miércoles, durante un allanamiento en conjunto con el CTI, hacen parte de una investigación que adelantó el DAS durante más de dos años contra grupos armados ilegales.

De esta manera, el presidente Álvaro Uribe Vélez intenta ponerle orden al DAS, un organismo que, según el ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio, fue tomado por la mafia en este grave episodio, pero que desde el año 2002, en la administración del ex director Jorge Noguera Cotes, no ha hecho sino darle dolores de cabeza al Ejecutivo. Lo curioso es que es hoy la Policía la que tiene la batuta en cuanto a interceptaciones se trata, pero, como es de conocimiento público, en mayo de 2007, 12 generales de esa institución fueron removidos, precisamente, porque desde la Dirección de Inteligencia habían sido ‘chuzados’ opositores, funcionarios y periodistas.

“Están descuartizando al DAS”

La Asociación Colombiana de ex detectives del DAS se manifestó sobre todas las decisiones que se han tomado alrededor de este organismo. Pidió, con carácter urgente, la intervención de la senadora Marta Lucía Ramírez para que se evite la “descuartizacion” de la institución, luego de que se acrecentaran los rumores de que a ésta le podrían quitar las funciones tan relevantes para su funcionamiento como el trabajo con la  Interpol y el control de extranjeros. “Lo hecho por el director del DAS es un atentado contra la seguridad nacional, al permitir la invasión-allanamiento de las instalaciones del DAS por parte del CTI”, expresó la agremiación, que solicitó una reunión inmediata con ex directores del organismo como los generales (r) Miguel Maza Márquez y Luis Enrique Montenegro, y otros como Andrés Peñate y Fernando Brito, para reunirse con la congresista Ramírez.   

Comparte: