20 Jan 2009 - 11:00 p. m.

De vacaciones en el Norte

Viajar por la Florida es una experiencia única. Playas paradisiacas, centros comerciales, parques de diversiones y un sinnúmero de atracciones lo esperan.

Lucía Rodríguez

Llegada la época de vacaciones y con el dólar bajo, decidimos hacer un viaje por los Estados Unidos verdaderamente económico. ¿Por qué no planear unas vacaciones que combinen diversión y compras en una temporada como la de fin de año?

Fue cuando entonces empezamos por explorar todas las opciones de despegar.com hasta que encontramos la reservación perfecta vía Avianca, a unos precios atractivos, más el alquiler de un compacto con aire acondicionado y GPS. Llegamos al aeropuerto Internacional de Miami, en donde nuestro arribo fue muy sencillo, luego, con el afán de empezar a disfrutar la Florida nos dirigimos a la salida por la que se toman los buses de las compañías de renta de autos y en un momento ya estábamos en el patio de Avis, recogiendo un cómodo sedan que nos llevó por todas partes.

Primero quisimos pasar unos días en Miami, para recorrer los centros comerciales y hacer las mejores compras a precios que no les pienso contar. Entre el Aventura Mall, de estilo mediterráneo ubicado al norte de Miami, el Sawgrass Mills Mall, tal vez el centro comercial más grande de toda Florida, con más de 300 tiendas de venta directa de fábrica y el International Mall, con todo y para todos, ideal para pasar un día entero; deleitamos nuestros gustos no sólo con buenas marcas de ropa, gafas y zapatos entre otros, sino además por las plazoletas de comidas supercompletas y sitios para tomar un café que recargara los ánimos. Las ventajas de estar allí además de las sendas promociones, fue encontrar lugares de descanso y esparcimiento como las salas de cine y salas de juegos como el gran parque cubierto con atracciones para niños, llamado el Valle Arco Iris en el Aventura Mall.

Cansados de esta primera parte de la travesía y de darle gusto a cada integrante de la familia, arrancamos el recorrido en carro de Miami a Orlando, tomando la autopista Florida-Turnpike para tener la oportunidad de admirar los paisajes más bellos y las Playas de la Costa del Atlántico, al final y en menos de cinco horas ya estábamos en nuestro lugar de destino.

Ubicamos primero el hotel para darnos una ducha y buscar algo de comer antes de hacer la inmersión en todos los parques que nos esperaban, nadar en las hermosas playas y salir de compras por los centros de venta directa de fábrica más importantes.

Al llegar al Complejo Universal Orlando, el segundo  más grande de toda la ciudad, nos encontramos con dos parques de diversiones, los Estudios Universales y las Islas de la Aventura de Universal, además de muchos entretenimientos, un distrito comercial, Universal CityWalk, hoteles y parques acuáticos. Hubiéramos podido pasar fácilmente 15 días viviendo todo el entretenimiento de estos dos parques y otras atracciones de Disney World, pero al final es imposible conocerlo todo.

En la zona de Orlando hay tres centros comerciales importantes  con descuentos que permitieron complementar las compras de aguinaldos para toda la familia. ¡Ah!, y si le sirve el dato, no olvide pasar por el Mundo de los M&M’s, que cuenta con 17.500 pies cuadrados dedicados a los dulces con chocolate más famosos del mundo y toda una completa línea de juguetes y accesorios de la marca; ubicado en el Florida Mall.

Nos hubiera encantado haber tenido tiempo para disfrutar un recorrido en globo aerostático, y conocer desde el aire la hermosa Florida Central. En este momento es cuando anhelo los días de 48 horas.

Para continuar nuestro recorrido nos dirigimos a Clearwater Beach, un complejo turístico a dos horas de Disney World, sobre la Costa del Golfo y cerca de Tampa. Mi familia y yo disfrutamos las anchas playas de arena, con aguas poco profundas, ideales para nadar. Allí también pudimos estar en un pequeño puerto de pesca con barcos de alquiler. Sencillamente espectacular.

De regreso a Miami, tomamos la Ruta 1, que va por la costa y pasa por las comunidades y pequeños pueblitos junto al mar. Al llegar a Miami, estábamos tan cansados que los ánimos sólo nos dieron para tomar el vuelo de regreso y contar esta historia corta y sustanciosa.

Temas relacionados

Turismo
Comparte: