21 Jan 2014 - 9:45 p. m.

El 'boom' de las noticias falsas en redes sociales

¿Por qué políticos, medios y celebridades replican información satírica como cierta?

Redacción Vivir

Celebridades, políticos y medios de comunicación parecen estar cada vez más cerca de replicar información falsa. Hace un par de semanas, el portal 4chan, conocido por sus bromas virales en internet, reactivó la polémica al divulgar una tendencia creciente entre las adolescentes del mundo: colgar en redes sociales fotografías de pelvis muy delgadas bajo la etiqueta bikini bridge. En pocos días “el puente del bikini”, práctica que nació en 2009 y se convirtió en trending topic.

La cantidad de noticias que transitan en las redes sociales logra desdibujar el origen confiable de los datos y pone en aprietos a quienes terminan dando crédito a bromas redactadas por portales de noticias satíricas tan populares como The Onion (EE.UU.) o The Daily Currant.

Fue este último medio el que volvió objeto de burlas al senador uribista Juan Carlos Vélez cuando éste replicó la inverosímil noticia que reseñaba la muerte de 37 personas por sobredosis de marihuana en Colorado (EE.UU).

Lo mismo ha ocurrido con la falsa fotografía de un niño sirio que supuestamente duerme en medio de las tumbas de sus padres. La imagen, que le ha dado la vuelta al mundo, fue tomada en Arabia Saudita por el fotógrafo Abdulaziz Alotaibi, quien retrató a su sobrino para un proyecto artístico personal.

En Colombia, el nuevo portal de noticias satíricas Actualidad Panamericana también ha logrado réplicas en los medios. Varios periodistas se comunicaron con autoridades en El Espinal (Tolima) para solicitar información extra sobre la clausura de un “criadero de enanos” en ese municipio. Por otro lado, el anuncio de que la Unión Europea les pedía a los colombianos que dejaran de decir que “les regalen cosas” resultó generando un debate radial.

De la misma manera, la presentadora Carolina Cruz se vio envuelta en una polémica al publicar la imagen de unos perros que supuestamente serían sacrificados por la Alcaldía de Barranquilla, información que el Distrito desmintió. Luego se supo que la fotografía había sido tomada en India.

“Frente a esta cantidad de información, el periodista debe agudizar más los sentidos y no olvidar que es su deber confirmar las fuentes de donde proviene la información”, dice Élber Gutiérrez, jefe de redacción de El Espectador.

José Carlos García, editor de tecnología de El Tiempo, confirma que la celeridad y las preferencias de las audiencias no nos deben alejar del “sagrado rito de la confirmación de las fuentes y los datos”. “Duro camino nos queda a quienes vivimos de contar la realidad, esa que, hoy en día, como en Matrix, ya no sabemos si es de verdad o todo es un gran invento”, concluye.
 

Temas relacionados

Juan Carlos Vélez
Comparte: