25 Jul 2017 - 9:55 p. m.

El día que Álvaro Uribe se molestó con Jorge Ramos

El estilo del periodista mexicano genera polémica. El próximo 20 de septiembre será galardonado en Medellín.

Redacción actualidad

“Jorge es agresivo en la pregunta y en la contrapregunta. Es muy hábil y no suelta su presa hasta que consigue la respuesta que buscaba". De esta forma la peridosta colombiana, Ángela Patricia Janiot, habla del estilo de su colega, el comunicador mexicano, Jorge Ramos. "Ese estilo genera molestias inevitablemente”.

Este martes se conoció que Ramos recibirá el próximo 20 de septiembre, en Medellín, el Reconocimiento a la Excelencia en el marco del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo.

Esa forma de encarar sus entrevistas ha dado para todo. La revista Gatopardo, en un texto que escribió sobre Ramos en 2016, señaló: "Sus principales detractores sostienen que su activismo sobrepasa los límites del periodismo. Describen a Ramos como un agitador y no como un periodista".

Quizá sea un exceso llamarlo "agitador". Lo cierto es que sus preguntas, casi siempre, incomodan a sus entrevistados. Pasó con el Senador del Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, en el año 2012.

Hubo preguntas y comentarios de Ramos que molestaron a Uribe: “Qué tiene de malo buscar la paz. Por qué le cuesta aceptar que está equivocado”; “Usted ha dicho que el presidente Santos ha sido débil con la guerrilla, pero él acabo con el ‘Mono’ Jojoy y Alfonso Cano, algo que usted no pudo hacer; ¿Por qué no darle esta oportunidad al diálogo? ¿Usted quiere que fracasen las pláticas?”.

Uribe, acostumbrado al debate, respondió las preguntas con argumentos similares a los que ha expresado en los últimos años. 

"Al presidente Santos una inmensa mayoría de sus votantes lo eligió porque él se comprometió a darle continuidad a nuestras políticas".

Sin embargo, hubo una pregunta que desencajó al expresidente. “Usted ha sido el presidente de Colombia con más funcionarios procesados, cerca de una decena. Es difícil  de creer que estuvo tan mal acompañado y que nunca se enteró”.

Uribe se acomoda en la silla, se cruza de brazos y responde: “No parece que me estuvieras entrevistando sino acusando. He asumido con toda enteresa de algunos de ellos (...) Me habían invitado a hablar del tema del libro, pero lo que usted trae es un apresurado interrogatorio de acusación. No tienes la gallardía de preguntarme por cada caso en particular, dejas temas en el aire y cada caso tiene su respuesta”.

Vea la entrevista completa

La entrevista, al menos en redes sociales, la han retitulado como 'Las tres mentiras de Hugo Chávez'.

Ramos recordó el contexto de la segunda entrevista que le hizo al líder venezolano. 

"Chávez en 1998 dijo que Cuba era una dictadura. Algo que nunca más volvería a repitir públicamente. Luego regresé a Venezuela en el año 2000 y me encotré a un Hugo Chávez muy diferente. Mucho más autoritario, ya no quería escuchar. Me llevó a un pueblito en la frontera entre Venezuela en Colombia, y en una cancha de basquetboll los chavistas que nos rodeaban, abucheaban mis preguntas y aplaudían sus respuestas".  La entrevista fue tensa. 

"Tú estás repitiendo basura. Por tú boca estás repitiendo basura. Estás recogiendo el basurero, el estiercolero", le dijo Chávez a Ramos. 

"Le hice varias preguntas. Yo no tenía canas y él en cambio tenía un brazo muy largo con el que aparentemente me quería abrazar. Me quité el brazo de encima y él se quitó las preguntas de encima".

Mónica Pretelini Sáenz, esposa del presidente de México, Enrique Peña Nieto, falleció a los 44 años de edad el 11 de enero de 2007, a causa, según el parte médico, de una crisis convulsiva de origen epiléptico que le provocó una arritmia cardiaca y un paro cardiorrespiratorio.

Sin embargo, después de una entrevista que Nieto le concedió a Ramos en 2011, el tema generó suspicacias. En esa entrevista, el entonces gobernador de México no supo explicar con precisión la causa de la muerte de su esposa. 

Ramos, con una trayectoria de más de 30 años en los medios hispanos de Estados Unidos, acrecentó su notoriedad en agosto de 2015, durante la pasada campaña presidencial, cuando el entonces precandidato republicano Donald Trump ordenó su expulsión de una rueda de prensa en Dubuque (Iowa).

La manera como "ha logrado actuar en respaldo de la comunidad hispana y defender un proceso electoral democrático a través de su trabajo fueron algunos de los aspectos que determinaron la escogencia de Ramos", informó en un comunicado la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), que otorga el galardón.

Para el Consejo Rector de la FNPI, Ramos "hizo un periodismo incisivo, honesto e inteligente, en medio de una campaña donde muchos fueron incapaces de analizar y ver lo que realmente estaba sucediendo".

Comparte: