25 Nov 2009 - 8:09 p. m.

El doctor del sueño

El psicólogo clínico Michael Breus aconseja dormir en un cuarto oscuro y aromatizado.

Mariana Suárez Rueda

Desde hace 12 años el psicólogo Michael Breus ayuda a las personas a que logren conciliar más fácilmente el sueño y tengan un mejor descanso que les permita sentirse activas y revitalizadas. Por su consultorio, en una clínica del sueño en Arizona (Estados Unidos), han pasado niños, adultos mayores, mujeres y hombres de diferentes edades y condición social, para quienes la hora de acostarse se ha convertido en una verdadera tortura.

La mayoría acuden porque sufren de narcolepsia y están dormidos todo el tiempo, sienten un molesto cosquilleo en las piernas cada vez que cierran sus ojos, dejan de respirar mientras están dormidos o tienen una mala calidad del sueño y sin importar cuántas horas descansen, siempre se sienten agotados. Cada caso requiere de un tratamiento diferente y sólo en situaciones muy complicadas el doctor Breus receta medicamentos.

“Prefiero enseñarle a la gente a cambiar el ambiente en el que duerme, a que se acostumbre a acostarse más temprano en un cuarto oscuro, que huela a algún aroma y esté totalmente en silencio; a que construyan una especie de santuario en el que realmente puedan disfrutar de un buen descanso”.

Según Breus, los trastornos del sueño son más frecuentes en la medida en que envejecemos, porque comienzan los achaques de salud y es más factible el desarrollo de trastornos como la ansiedad o la depresión. Por eso, y después de haber realizado varios estudios, Breus cree que muchos de estos desórdenes, que les impiden a las personas dormir placenteramente, son genéticos. El problema, y por lo cual a veces resulta difícil tratarlos, es cuando no son detectados a tiempo.

Por eso, si usted siente que le cuesta trabajo dormirse más de tres noches a la semana desde hace más de tres semanas, es hora de que consulte a su doctor. En este sentido Breus también recomienda estar pendiente de la pareja y de los hijos, sobre todo tratando de identificar si dejan de respirar mientras están dormidos, pues pueden estar sufriendo de apneas del sueño y necesitan recibir atención médica.

Con respecto a la famosa recomendación de las mamás y las abuelas de que es necesario dormir mínimo ocho horas para tener un buen descanso y poder rendir adecuadamente al día siguiente en las actividades laborales o escolares, Breus asegura que este recurrente consejo es simplemente un mito.

“Cada ser humano duerme una cantidad de horas distinta. Lo único que hemos logrado determinar es que quienes duermen más de diez horas o menos de cinco tienen una mayor mortalidad”. Los bebés, por ejemplo, necesitan 16 horas de sueño, los niños de seis años más o menos 12 horas, los adolescentes sólo 10 horas y los adultos comienzan a oscilar entre las 6 y las 9 horas.

Lo más importante, insiste Breus, es que en la medida en que la persona crezca sea consciente de que debe programar mejor sus actividades y dejar de trabajar, navegar en internet o ver televisión hasta altas horas de la noche. Sólo así garantizarán un sueño profundo y placentero.

Consejos para roncadores

Roncar es considerado un problema fisiológico que se produce debido a que el aire no puede pasar libremente por la vía respiratoria alta (de la nariz a la parte anterior de la garganta). Algunas personas, cuando roncan, dejan de respirar y sufren de apnea.

 Para combatir este molesto mal el doctor Michael Breus recomienda:

1. Perder el 5% del peso, para que los ronquidos disminuyan 25 decibeles.

2. Evitar acostarse a dormir con la nariz congestionada.

3. Si duerme con su pareja, ponga almohadas en la mitad de ambos para aislar el sonido de los ronquidos.

4. Utilice tapones para no escuchar a su pareja roncar y así evitar pasar una mala noche.

Temas relacionados

SaludSueño
Comparte: