En vivo
Enrique Vives: juez dicta medida de aseguramiento en centro carcelario
Después de escuchar las intervenciones de todas las partes, la juez Olmis Cotes dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Enrique Vives. El empresario es acusado de atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, Santa Marta. Vives tendrá que enfrentar juicio desde la cárcel.
Después de escuchar las intervenciones de todas las partes, la juez Olmis Cotes dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Enrique Vives. El empresario es acusado de atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, Santa Marta. Vives tendrá que enfrentar juicio desde la cárcel.
Minimizar
9 Mar 2011 - 11:04 p. m.

¿El dolor físico alivia las culpas?

Científicos australianos hicieron un estudio para demostrar el efecto psicológico del castigo.

Redacción Vivir

El dolor purifica. Así lo creyeron los griegos y romanos. También la Rusia de los zares, la Iglesia católica con su Santa Inquisición, decenas de pueblos indígenas, entre muchas otras culturas. Cada una ingenió una forma distinta de infligir dolor, pero todas con el mismo fin: pagar por el mal cometido y ganar algo de alivio para el alma atormentada de los culpables.

Para establecer si es cierto o no que el dolor físico guarda alguna relación con las emociones negativas que resultan tras cometer una mala acción, un grupo de psicólogos de la Universidad de Queensland en Australia decidió someter a un experimento a un grupo de mujeres y hombres jóvenes. Los resultados se publicaron en la revista Psychological Science.

Luego de solicitar al grupo de voluntarios que escribieran un pequeño ensayo recordando algún episodio de sus vidas en que cometieron una mala acción contra alguien, los psicólogos colocaron tanques de agua con hielo para que los jóvenes sumergieran sus manos todo el tiempo que fuera posible. Al final de la prueba se les pedía calificar el dolor que experimentaron y hacer un inventario de sus sentimientos de culpa en relación con el recuerdo de su “pecado”.

Lo que demostraron los psicólogos australianos es que aquellos voluntarios que decían sentirse más avergonzados de alguna acción pasada estaban más dispuestos a soportar un dolor más intenso y por más tiempo. Además, esos mismos jóvenes relataron sentir menos sentimientos negativos luego de someterse a la tortura del agua extremadamente fría.

De acuerdo con los científicos, experimentamos el dolor no sólo de una forma física sino que lo imbuimos de significado. Este tipo de experimentos sugieren que el castigo tendría un efecto psicológico de balance en la noción de justicia y por lo tanto ayudaría a aliviar la pesada culpa.

Temas relacionados

Psicológia
Comparte: