En vivo
Siga la audiencia de Nicaragua-Colombia en La Haya
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
Minimizar
24 Apr 2010 - 3:35 a. m.

El efecto Mockus

Encuestas legitimaron a Uribe, pero con Mockus son deslegitimadoras, critica Lucho Garzón.

Redacción Política

El resultado de la más reciente encuesta del Centro Nacional de Consultoría para CM&, en la cual el candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, alcanzaría al de la U, Juan Manuel Santos, en la primera vuelta, y le ganaría en la segunda, confirma el crecimiento del llamado fenómeno Mockus u ola verde.

La explicación del analista del Instituto Libertad y Progreso, Andrés Mejía Vergnaud, es un creciente entusiasmo por la imagen de transparencia del candidato del Partido Verde. “Lo más interesante de todo es la expectativa de un giro en la política nacional, pero que no es radical ni extremista como en otros países”, agregó Mejía.

A juicio del analista, Mockus transmite la seguridad de no retroceder en las políticas ya aprobadas (seguridad democrática) y tiene una campaña propositiva por lo menos en su estilo; lo cual, según el analista, contrasta con la presentación de Santos, que si bien cuenta con bagaje intelectual, no parece ofrecer nada diferente a la continuidad.

Precisamente por los resultados de un empate técnico en primera vuelta (35 por ciento de intención de voto para Santos y 34 por ciento para Mockus), y un triunfo del ex alcalde de Bogotá en la segunda vuelta (con el 50% sobre 44% de Santos), la apuesta de los dos principales competidores es jugársele durante los próximos 36 días para ganar en primera vuelta.

El primero en sentenciarlo fue Mockus: “Si los electores votan en la primera vuelta con la suficiente contundencia, nos podríamos ahorrar la segunda vuelta y eso daría para 20 colegios en los lugares más necesitados del país”. Santos no se quedó atrás y dijo: “Queremos ganar en la primera vuelta, estamos luchando para eso. Las encuestas preferimos tomárnoslas como si fuéramos de últimos”.

Al conocer dichas declaraciones el propio registrador, Carlos Ariel Sánchez, explicó que Colombia se ahorraría más de 90 mil millones de pesos en caso de no ir a una segunda vuelta presidencial.

El analista Luis Carvajal Basto sostuvo que, “como están las cosas, estas elecciones pueden definirse en primera vuelta, pero no es sensato afirmar que alguno ya ganó. Faltan cinco semanas y movidas decisivas”. Para el  experto, el hecho político más importante recientemente fue la alianza Mockus-Fajardo, que no ha encontrado una respuesta comparable de parte de la candidatura de Santos, porque los verdes han consolidado una alianza de fuerzas ‘anti’: antiestablecimiento, antiuribe, antipolítica, anticontinuismo, que confluyen en antisantismo.

Sin embargo, cree que no hay forma de saber que el ex alcalde será mejor gobernante y asegura que los cambios profundos de la Alcaldía de Bogotá “fueron fruto de la administración liberal de Jaime Castro y no suyos ni de sus sucesores”.

En el escenario de los favoritos, el cuestionamiento es para las encuestas. La primera en poner el tema sobre la mesa fue la magistrada del Consejo Nacional Electoral (CNE) Adelina Covo, al sugerir un proyecto para la regulación de encuestas. La idea era prohibir las encuestas telefónicas y poner límites entre el periodo de publicación de  una y otra.

Sin embargo, hubo una reunión entre firmas encuestadoras y el organismo electoral, donde la conclusión fue un rechazo a la posibilidad que algunos calificaron como “censura”. Tras la acalorada polémica, el presidente del CNE, Marco Emilio Hincapié, decidió ayer que “no es el momento para discutir el cambio en las encuestas”, porque el país está a pocos días de los comicios electorales.

Para algunos sectores políticos es coincidencial que ahora que Mockus ha resultado favorecido en las encuestas se desconfíe de las mediciones que nunca resultaron incómodas a la hora de evaluar  la favorabilidad del presidente Álvaro Uribe durante sus ocho años de gobierno.

Por ejemplo, el senador del Partido de la U Armando Benedetti cree que “los 20 puntos iniciales en las encuestas fueron sobredimensionados por los medios, pero se va a desinflar”.

En respuesta, el ex alcalde Luis Eduardo Garzón, ahora miembro del Partido Verde, dijo: “Para el gobierno del presidente Uribe el principal legitimador fueron las encuestas, pero cuando es a Mockus al que le va bien, se convierten en el principal deslegitimador. Era tan evidente que la reglamentación de encuestas pretendía afectar la dinámica de Antanas, que la echaron para atrás”.

Hasta  el candidato del Polo,  Gustavo Petro, rechazó la encuesta de la semana anterior de Ipsos Napoleón Franco, por el supuesto aumento de intención de votos del candidato de Apertura Liberal Jairo Calderón, frente a su imagen desfavorable.

El politólogo Alejo Vargas cree que es necesario esperar otros sondeos, “especialmente el de la próxima semana del Gallup”. No obstante, reconoció que, independientemente de la credibilidad de las encuestas, la campaña de los verdes es la de mayor crecimiento.

Comparte: