Publicidad
21 Sep 2015 - 2:25 p. m.

El escándalo que tiene tambaleando la imagen de Volkswagen

El presidente del mayor fabricante automovilístico admitió haber "roto la confianza" de sus clientes, mientras tanto la compañía se desploma en la bolsa.

Con información de agencias

EFE
EFE

 El escándalo no fue de poca monta y este ya afecta el bolsillo de Volkswagen, el mayor fabricante automovilístico del mundo. De hecho, las acciones de la compañía se desplomaban este lunes en la bolsa de Fráncfort y caían en la mañana un 20 %, hasta 129,95 euros.

Los hechos empezaron a hacer eco después de que la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), de bandera estadounidense, denunciara que la compañía había falsificado las cifras de emisiones de gases perjudiciales para el medio ambiente en algunos de sus vehículos.

La falsificación se haría, según comprobaron investigadores de la Universidad de Virginia Occidental, a través de un software instalado en los automóviles de varios modelos de 2009 a 2015, este se “activa” en el momento en el que el carro está siendo evaluado para determinar si cumple con los niveles de las emisiones permitidas e inmediatamente modifica las cifras para que estén en el rango permitido las normativas federales y estatales.

"Utilizar un aparato en vehículos para evitar las normas sobre contaminación es ilegal y una amenaza para la salud pública", señaló a los medios la subdirectora de EPA para normativas sobre emisiones contaminantes al aire, Cynthia Giles, quien explicó que los autos con dicho software tienen unas emisiones reales de óxidos de nitrógeno que son 40 veces superiores a lo permitido.

Inmediatamente las acusaciones pasaron a ser aceptadas por el presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkor, quien lamentó el domingo haber "roto la confianza" de sus clientes. De igual forma anunció que dejará de vender automóviles con motor Diesel TDI de cuatro cilindros en EE.UU., tanto nuevos como usados
"Personalmente, lamento profundamente que hemos roto la confianza de nuestros clientes y el público. Vamos a cooperar plenamente con los organismos responsables, con transparencia y urgencia, para establecer abiertamente y completamente todos los hechos de este caso. Volkswagen ha ordenado una investigación externa de este asunto", añadió Winterkor quien señaló además que "nosotros no hacemos y no toleraremos violaciones de cualquier clase de nuestras normas internas o de la ley". (Vea: Volkswagen dejará de vender automóviles con motores diesel en EE.UU.)

La multa a la que se podría enfrentar Volkswagen en EE.UU. asciende a 18.000 millones de dólares, además del daño incalculable para su imagen.
Por su parte, el vicecanciller y ministro de Economía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, calificó de "terrible" la manipulación de los niveles de gases contaminantes de los vehículos diesel de Volkswagen, pero descarta que vaya a tener efectos duraderos en el conjunto de la industria automovilística alemana.

"Está claro que es un acontecimiento terrible", dijo el vicecanciller alemán quien dijo que estará seguro que “la empresa lo explicará rápidamente y por completo y que reparará rápidamente los daños”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.