22 Aug 2013 - 9:45 p. m.

El nuevo plan para defender la biodiversidad

La ruta de navegación para la protección de la fauna y flora hasta 2020 es aumentar el número de áreas protegidas, restaurar ecosistemas y adaptarse al cambio climático, entre las metas.

Redacción Vivir

Hace apenas unas semanas, la revista Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que Colombia, pese a ser el segundo país con más variedad de genes, especies y ecosistemas, y a albergar el 10% del total de la fauna y flora del mundo, ocupa la posición número 27 entre los 40 países que menos invierten en biodiversidad.
A la noticia reaccionó Brigitte Baptiste, directora del Instituto Alexander von Humboldt, quien calificó de "vergonzoso" el puesto que ocupa Colombia; mientras Fabio Arjona, director ejecutivo de Conservación Internacional en el país, dijo que los resultados del estudio son "un llamado a incrementar la inversión estratégica en investigación y en implementación de la política de biodiversidad".

Con este antecedente, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Gabriel Uribe, presentó este miércoles la nueva estrategia del Plan Nacional de Biodiversidad, que busca generar mecanismos para proteger los recursos biológicos hasta 2020, cuando se vence el plazo para cumplir con las metas del Convenio sobre la Diversidad Biológica, entre cuyos 193 miembros está Colombia.

Para poner en marcha esta carta de navegación durante los próximos años el Gobierno pretende aumentar el número de áreas terrestres y marítimas protegidas, restaurar y proteger los principales servicios de los ecosistemas –especialmente los del agua, la salud y los medios de subsistencia–, fortalecer la capacidad de adaptación al cambio climático, generar conciencia sobre el valor de la biodiversidad, e integrar todo esto a los procesos de planificación de desarrollo y reducción de la pobreza nacional y local, como se acordó en 2010 durante la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica en Nagoya, Japón.

"La elaboración de este Plan hace parte de los compromisos internacionales que ha adoptado el país en el marco del Convenio de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, y va a desarrollar en acciones concretas, con cronogramas de cumplimiento y estrategia de financiamiento de las líneas que se nos planteó para que esta importante Política no quede en letra muerta", señaló el ministro.

Sobre las actuales políticas para la biodiversidad, el ambientalista Germán Andrade dice que la falencia en Colombia está en el hecho de que, pese a que el Instituto Humboldt fue creado con el fin de movilizar conocimiento para la gestión de la biodiversidad, "es un instituto vergonzosamente pobre que tiene que ser revitalizado", o de lo contrario "seguiremos viviendo en un país megadiverso que no conocemos".

Precisamente buscando fortalecer este instituto, durante el lanzamiento de la nueva estrategia del Plan Nacional de Biodiversidad se inauguró su nueva sede, en la que se invirtieron $1.800 millones para la adquisición y adecuación de instalaciones y de tecnologías con el objetivo de modernizar la investigación en biodiversidad. De acuerdo a Brigitte Baptiste, "en épocas de dificultades financieras, esta clase de inversiones realmente resuelven cuellos de botella".
 

Comparte: