18 Jan 2010 - 10:23 p. m.

El peso de ir al colegio

Las maletas con mucha carga afectan la salud de los estudiantes.

Redacción Vivir

Aunque sus hijos se inclinen por el diseño, los colores y el estilo que está de moda a la hora de comprar el morral para el colegio, lo más importante es que sean cómodos y no se carguen con demasiado peso. De lo contrario, los niños estarán condenados a sufrir de dolores lumbares, problemas en los tendones y hasta escoliosis cuando lleguen a la adultez.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado por el programa de Ingeniería Biomédica y Terapia Ocupacional de la Universidad Manuela Beltrán, que busca llamar la atención de las familias y los maestros sobre un problema cotidiano al que no se le ha puesto la atención necesaria.

“Mientras en países europeos está determinada la cantidad de peso que debe cargar un niño en su maleta, aquí los menores llevan hasta 8 kilos en sus morrales”, explica Diana Estefy Gutiérrez, directora de la investigación. Según Gutiérrez, el hecho de que los estudiantes tengan que trasladarse de un salón a otro durante todo el día hace que carguen los textos, la cartuchera y los cuadernos por mucho tiempo y esto afecta su higiene postural.

El estudio, llevado a cabo con alumnos de 6 a 11 años en Bogotá, demostró que a menor edad mayor peso cargan en sus maletas. Lo ideal, advierte Gutiérrez, es utilizar las de rueditas para que la fuerza del cuerpo no esté concentrada en la espalda, y evitar los morrales que se cuelgan en el hombro o de medio lado sobre el pecho.

“Nuestra esperanza es que este estudio aliente a las autoridades de salud a regular el peso de las maletas”, asegura Gutiérrez. Entre tanto, recomienda a los padres asegurarse de que su hijo no cargue más del 10% de su peso en el morral.

Comparte: