18 Sep 2012 - 10:55 p. m.

El valor de un trasplante de útero

Dos suecas fueron las beneficiadas con este procedimiento, que se realiza por primera vez y que promete dar solución al cáncer uterino. Su implementación en Colombia tardará.

Redacción Vivir

Los primeros trasplantes de útero a partir de un donante vivo, la noticia que ayer acaparó la atención del mundo de la medicina, está lejos de implementarse en Colombia. El motivo: la falta de prioridad que han tenido los órganos reproductores en estos procedimientos.

“La muestra de ello es que sólo después de más treinta años de que se hicieron los primeros trasplantes de corazón, se hayan hecho unos de útero. Esto antes era un asunto de ciencia ficción”, dice John Fidel Cano, director médico del Instituto de Fertilidad Humana (inSer) de Medellín.

Los protagonistas de este adelanto fueron más de diez médicos de la Universidad de Goteborg, en el oeste de Suecia. El equipo realizó durante el 16 y 17 de septiembre los dos primeros trasplantes de útero de madre a hija.

Las beneficiadas fueron dos suecas de treinta años. Una había nacido sin este órgano y a la otra, a raíz de un cáncer, se lo tuvieron que extirpar.

Y es el cáncer de cuello uterino, justamente, uno de los principales problemas que este adelanto podría solucionar. Según el doctor Cano, actualmente hay una alta incidencia de esta enfermedad en pacientes jóvenes.

“Aunque está muy lejos de practicarse de manera masiva en Colombia e incluso en países industrializados, este procedimiento abre una gran ventana para las parejas infértiles. Se está mirando a la mujer joven como una paciente que se puede beneficiar de estos avances”, afirma el especialista.

Sin embargo, sólo se sabrá si la operación tuvo éxito en 2014, año en que las mujeres podrán quedar embarazadas a través de fecundación in vitro.

Michael Olausson, médico del equipo de Goteborg, explicó en rueda de prensa en el Hospital Universitario Sahlgrenska que “el riesgo de rechazo del útero será en principio el mismo que el de cualquier otro órgano: en torno a un 20%”.

Además, el asunto se complica cuando las posibilidades de quedar en embarazo con esta técnica son de entre 25% y 30%, porcentaje que se reduce por la edad de las dos pacientes.

Pero si el trasplante funciona, estas mujeres podrán tener, máximo, dos niños. Luego se les retirará el útero donado por sus madres.

En caso de que no sea exitoso, este mismo equipo, conformado por más de veinte personas, lo intentará de nuevo con ocho nuevas pacientes durante el otoño y la primavera sueca. Con ellas, según explicaron, hay una mayor probabilidad de embarazo por fecundación in vitro, pues son mucho más jóvenes.

El programa de la universidad europea ya venía estudiando el tema desde 1999. Desde entonces se han efectuado con éxito este tipo de trasplantes en animales como roedores y primates.

En octubre de 2011 se había hecho un procedimiento parecido en Turquía, pero con el útero de una donante fallecida.

“Pese a ser un gran hito en al historia de la medicina, sin duda alguna los trasplantes de órganos reproductores van a seguir estando al final de la fila”, concluye el doctor Cano.

 

Temas relacionados

Ciencia
Comparte: