17 Feb 2009 - 11:00 p. m.

Elecciones en la Nacional

El actual rector de la universidad, una odontóloga investigadora y un químico son los tres candidatos postulados para dirigir el claustro.

El Espectador

En busca de la reelección

Moisés Wasserman, actual rector de la Universidad Nacional, confiesa que si fuera reelegido enfrentaría el gran reto de continuar y consolidar varios procesos que ya están en un grado de madurez alta, como la reforma académica. Para Wasserman el tema de la reforma, que entra en vigencia este semestre, debe ser uno de los pilares de la siguiente administración, pues, según él, se trata de una herramienta que permitirá modernizar la universidad: “Le dará la posibilidad a los alumnos de trazar su propio camino académico de acuerdo con sus intereses individuales”.

Wasserman asegura que la razón por la cual aspira de nuevo a dirigir la universidad durante los próximos tres años es para poder culminar varios proyectos que comenzó en su primera administración. Y añade que durante su paso por la universidad se dieron importantes cambios para volverla una institución más ágil y flexible, como, por ejemplo, la creación del Sistema de Mejoramiento de la Gestión, una herramienta que agiliza el funcionamiento de la institución.

Asimismo, el actual rector mira con esperanza las actividades que empezará a desarrollar la universidad en Tumaco, así como los programas que ya se realizan en las sedes de Arauca y San Andrés.

Una odontóloga en la rectoría

Carmen Alicia Cardoso es una odontóloga de 53 años, quien ha estado vinculada con la Universidad Nacional desde hace 23. Ha desempeñado varios cargos administrativos dentro de la institución y, actualmente, se dedica a la investigación en el departamento de Biotecnología.

Debido a su trayectoria dentro de la institución educativa asegura que, de ser rectora, administraría la universidad desde la perspectiva de una profesora que escucha. “Para mí es importante abrir espacios de deliberación para incluir todas las voces de la comunidad. Me parece que esa es la forma de generar soluciones para la violencia”.

Con respecto a la reforma académica siente que la manera en la que fue implantada pudo haber generado un choque para varios sectores, que la sintieron como una imposición por más de que la intención hubiera sido buena. “De toda esta experiencia siento que, incluso sin saber si seré elegida, ya he ganado algo: enriquecimiento personal y profesional”.

“Discrepo con la reforma académica”

Pedro Hernández es químico, egresado de la Universidad Nacional y ha sido docente de la misma desde hace 32 años. Además de sus labores como profesor, que también ha desempeñado en otras universidades, ha formado parte en varias oportunidades del Consejo Superior de la institución.

Hernández también es un crítico de la reforma académica, que se llevó a cabo en el claustro, por considerar que apunta a los paradigmas de la globalización neoliberal. “Estoy a favor de la reforma curricular y de la flexibilización, más no de la reducción de horas que la universidad le brinda al estudiante”.

Y asegura que, de llegar a la rectoría, impulsaría una gestión que ofreciera la posibilidad de hacer llegar la universidad a más personas mediante la “garantía de un presupuesto suficiente para atender con calidad y en forma integral a todos los ciudadanos”.

Finalmente asegura que la universidad ha evolucionado hacia una institución con una organización demasiado vertical que ahoga el clima de participación que la caracteriza. Y enfatiza en el hecho de que “volvería a instalar la colegiatura nacional para definir las macro políticas del claustro a través de una figura en donde la participación tenga un papel protagónico”.

Temas relacionados

Universidad Nacional
Comparte: