7 Dec 2010 - 3:01 a. m.

Emergencia social por invierno

Gestiones del primer mandatario  en Nueva York dieron ayer sus frutos: el empresario Julio Mario Santo Domingo donará US$5 millones y el BID prestará US$350 millones para auxiliar a los damnificados por las intensas lluvias.

El Espectador

Ante la cantidad de recursos que demanda atender la devastadora temporada invernal, el Gobierno acogería hoy la emergencia social —uno de los estados de excepción que contempla la Constitución y que, en este caso, aplicaría ante los graves hechos de calamidad pública—, una vez el presidente Juan Manuel Santos regrese de su gira por Estados Unidos y cite al Consejo de Ministros. El primer mandatario canceló su viaje de hoy a la Cumbre de Cancún (México) sobre Cambio Climático y adelantó su regreso al país, aunque hasta última hora sus asesores más cercanos le recomendaban asistir con el fin de promover una donación para aliviar el dolor de los casi dos millones de colombianos azotados por las lluvias.

Santos se reunió también ayer, en Nueva York, con el empresario Julio Mario Santo Domingo, quien anunció una donación de US$5 millones, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, quien dio vía libre a un préstamo de US$350 millones para atender a las víctimas de la ola invernal en el país.

Entretanto,  el ministro de Protección Social, Mauricio Santa María, reveló que desde ya se están apropiando ayudas que tienen que ver con medicamentos y transporte de población. “Los recursos, sólo para ese tema, pueden estar entre los $30 mil y $40 mil millones”, dijo. En este sentido, justificó la declaratoria de la emergencia, ya que ello permite “hacer traslados presupuestales más rápidos, apropiar recursos y solucionar temas de trámite para utilizar los dineros”.

El más reciente informe de la Dirección de Gestión del Riesgo, dependencia adscrita al Ministerio del Interior y de Justicia, habla de que, a la fecha, por las lluvias han muerto 194 personas, 248 han resultado heridas y 143 ha sido dadas por desaparecidas. En total son 1 millón 574 mil 762 afectados, que integran 330 mil 429 familias en 648 municipios de 28 de los 32 departamentos colombianos. El invierno, que se ha intensificado en las últimas semanas, también ha destruido 2.040 casas y dañado otras 269.325, además de dejar fuera de servicio decenas de puentes, carreteras y acueductos.

De cara a la emergencia social que sería declarada hoy, el senador Juan Carlos Vélez explicó que seguramente serán reasignados recursos que estaban planeados para otras dependencias. Y puso como ejemplo la tragedia del terremoto de Armenia, debido al cual se creó el 2 por mil. “La idea es crear un tributo específico para esta emergencia y no duraría sino hasta que la emergencia sea superada”, explicó. En la Cámara, el presidente de la Comisión Legal de Cuentas, Óscar Marín, planteó que el 10% de los recursos que ingresen al Estado por cuenta de la planeada venta de acciones de Ecopetrol —unos $2 billones— sean destinados para la atención de los damnificados.

Por su parte, el vocero del movimiento Mira, senador Carlos Baena, propuso que el impuesto del 4 por mil, mientras se desmonta, sea recaudado para la atención de los afectados por las lluvias. “El Gobierno tiene la posibilidad de hacer la destinación de casi $3 billones, que es lo que se recauda”, argumentó Baena. Y el también senador José David Name propuso que, haciendo uso del estado de excepción, se cree un fondo transitorio que permita utilizar los recursos de las regalías para atender los trabajos de reconstrucción de la red vial nacional y la reubicación de los millares de damnificados que ha dejado la ola invernal. Según explicó, dichos dineros pueden ser cedidos en calidad de préstamo a la Nación, mientras se tramita un crédito con el Banco Mundial o el BID para reembolsarlos.

Crean sala de crisis

El Ministerio de Transporte puso en marcha desde ayer una sala de crisis, con el fin de “monitorear permanentemente los efectos de la ola invernal”.

La sala se ubicará en el Centro de Información Estratégica Vial de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, en el piso 5 del Ministerio de Transporte, en Bogotá, y prestará servicios 24 horas al día, siete días a la semana. Funcionarios de Mintransporte, del Invías, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional y el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) atenderán la sala.

De acuerdo con el titular de esa cartera, Germán Cardona Gutiérrez, entre las funciones de este espacio están: brindar información a los colombianos sobre el estado de las carreteras y los cambios que se presenten en las vías, en tiempo real. Asimismo se seguirán las acciones del Estado para resolver los problemas que está generando la inusual temporada de lluvias que azota al país.

Desde ayer Cardona Gutiérrez y Carlos Rosado Zúñiga, director del Invías, trasladaron sus centros de operaciones desde Bogotá a Barranquilla, con el fin de atender desde allí la grave crisis que viven la región y el país como consecuencia de las fuertes lluvias. En el caso de la Costa Caribe se siguen presentando inundaciones debido al desbordamiento de los principales ríos: Magdalena, Cauca, San Jorge y Sinú.

El Ministro de Transporte acompañará hoy al presidente Juan Manuel Santos en su visita al sector de La Gabriela, en Bello (Antioquia).

Temas relacionados

InviernoEmergencia Social
Comparte: