29 May 2008 - 10:32 p. m.

Expedientes X

El Ministerio de Defensa inglés desclasificó 11.000 relatos, recopilados desde 1959, sobre ovnis.

Diego Alarcón Pablo Correa

Al término de la Segunda Guerra Mundial los registros sobre avistamientos de “platillos voladores” comenzaron a multiplicarse, tanto en Inglaterra como en Estados Unidos. En ningún otro período, los organismos de seguridad de los gobiernos consignaron en sus archivos tantos reportes sobre OVNI (Objeto Volador No Identificado), como se le denominó oficialmente.

Los medios de comunicación publicaban, una edición tras otra, testimonios sobre ciudadanos que aseguraban haber visto luces que se detenían en el cielo para luego desaparecer a grandes velocidades. A tal punto creció la paranoia y la fiebre por los “platillos”, que el primer ministro, Winston Churchill, preguntaba en una carta, fechada el 28 de julio de 1952, al ministro de la Fuerza Aérea: ¿A qué se deben todas estas cuestiones de los platillos voladores? ¿Qué significan? ¿Cuál es la verdad? La carta terminaba con un imperativo: “Envíeme su reporte cuando sea oportuno”.

La respuesta del ministro llegó a manos de Churchill 12 días después. “Los diversos reportes sobre objetos voladores no identificados, descritos por la prensa como platillos voladores, fueron objeto de un completo estudio de inteligencia en 1951”. El informe, de seis páginas, concluía que “todos los avistamientos de objetos voladores podían explicarse como confusiones al identificar objetos o fenómenos ordinarios, ilusiones ópticas, delirios psicológicos o hoaxes (bromas pesadas)”.

Consulte por internet

Aunque el gobierno perdió interés en el tema, los organismos de seguridad siguieron recibiendo centenas de testimonios. Tantos que esta semana, cuando el Ministerio de Defensa desclasificó estos archivos como lo ordena la Ley de Libertad de Información, se conoció que entre 1959 y 2007, la cifra sobrepasó los 11.000 relatos sobre sospechosas luces en el cielo, platillos volantes y contactos con “seres extraños”.

Curiosos y expertos ya puede consultar estos testimonios en el Archivo Nacional Británico (www.nationalarchives.gov.uk). Por ahora, solo los que corresponden a la primera entrega, y que abarca el periodo que va de 1978 y 1987. El Ministerio prometió revelar el resto a lo largo de los próximos cuatro años.

Reporte Condon

Quien se asome a estos archivos en busca de pruebas sobre vida extraterrestre no debe olvidar que una tarea similar la realizaron investigadores norteamericanos en la primera mitad del siglo XX. El Reporte Condon, bautizado así en honor al físico Edward Condon y director de la investigación, consistió en evaluar 12.618 reportes recolectados por el Proyect Blue Book (el registro oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos) entre 1947 y 1969.

El reporte Condon fue categórico en sus conclusiones. Primero: cerca del 90% de los reportes se pueden atribuir a fenómenos ordinarios. Dos: poco o nada añadió el estudio de estos objetos voladores al conocimiento científico. Tres: investigaciones posteriores de estos fenómenos no garantizan un avance científico. Cuatro: no hay evidencia de que los Ovnis representen una amenaza nacional. Quinto: El Departamento de Estado debe continuar registrando los Ovnis sin designar ninguna unidad especial como el Proyect Blue Book.

La revelación de los documentos secretos reabrió el interés de la prensa por el tema, aunque esta vez con mucho más escepticismo que el de sus colegas en los años 50 y 60. “Expedientes X” han bautizado el cúmulo de casos en una clara alusión a la exitosa serie de televisión norteamericana. Según Oliver Conway, experto de la BBC, “la principal motivación del gobierno para examinar y guardar esos testimonios responde a la inquietud de que aeronaves enemigas pudieran infiltrarse en el espacio aéreo británico. Pero “en ningún caso se contempla la existencia de vida extraterrestre”.


Una esfera brillante

El Ministerio de Defensa británico recibió el reporte de un hombre que, mientras tomaba la cena en su automóvil, divisó en el horizonte una extraña luz amarilla de incesante brillo.

Su curiosa experiencia llegó a manos de los oficiales del Reino Unido el 12 de octubre de 1986 y no se encontraron más testigos con los que se pudiera verificar el hecho.

Globo alargado

En Swindon, un pequeño pueblo cercano a Londres, un hombre y su esposa reportaron un avistamiento en diciembre de 1985. La pareja afirma haber visto en el cielo una especie de globo alargado que alumbraba intermitentemente.

Los esposos se encontraban en su casa cuando se percataron de la extraña luz que se alojaba en las alturas.

Platillo volador

El 5 de junio de 1990, en Newcastle (Reino Unido), un joven aseguró haber visto un platillo volador con forma de domo, cuya parte inferior era roja y luminosa. Según el testigo, la nave desapareció detrás de una nube. El testimonio fue tomado por un oficial de la Fuerza Aérea.

Cuidando el puesto

Un grupo de controladores aéreos de Inglaterra dijo estar presente cuando un Ovni aterrizó campantemente en una de las pistas del aeropuerto en donde trabajaban.

Los empleados, que recibieron el calificativo de “personal capacitado”, optaron por mantener sus nombres en el anonimato al reportar los hechos con el único objetivo de no ser destituidos de sus puestos de trabajo.

El reporte del superintendente

El relato del superintendente de la Policía Metropolitana de Yorkshire:

“El miércoles 28 de noviembre de 1984, una mujer me informó que el día anterior, mientras permanecía en la cocina con su madre, se asomó por la ventana que daba a la calle Otley Chevin, a eso de las 2:25 p.m. Ella afirma haber visto un objeto de forma esférica que flotaba en el aire sin emitir ningún tipo de luz ni de sonido.

Yo les hice saber que no muy lejos de allí está el aeropuerto Yeadon y que es normal que en ese punto, los aviones que despegan pasen aproximadamente a 500 pies de altura, pero la mujer afirmó haberlo visto a una altura menor. También dijo que el cielo estaba opaco, sin mucho sol, y que al ver el disco, este emitió un destello de luz similar al reflejo del sol sobre un metal. Después de ello, no lo volvió a ver”. 

Temas relacionados

Ovnis
Comparte: