2 Jan 2012 - 1:45 a. m.

Fajardo y Gaviria, coordinados

Al posesionarse, los nuevos mandatarios de Antioquia y Medellín mostraron su intención de querer trabajar de la mano.

Wálter Arias Hidalgo / Medellín

Como una dupla coordinada de trabajo, Aníbal Gaviria y Sergio Fajardo se acompañaron ayer en sus posesiones. Demostraron así una unión anunciada desde que eran candidatos a la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia. Y arrancaron juntos otra vez unos caminos políticos que los llevaron a coincidir como los mejores de Colombia en sus respectivos mandatos (2004-2007) y a ser precandidatos a la Presidencia y luego fórmulas presidenciales de Antanas Mockus y Rafael Pardo en las elecciones pasadas.

Pensaron bien los horarios de posesión para permitir el acompañamiento de sus mutuos seguidores, que son muchos. A la 1:30 de la tarde, Aníbal Gaviria, quien fue gobernador de Antioquia, tomó el timón de Medellín en la Plaza de la Libertad. Lo acompañaron en primera fila Alonso Salazar, alcalde saliente; Rafael Pardo, actual ministro de Trabajo, y Sergio Fajardo. Muy cerca también estaban Fabio Valencia Cossio y Juan Gómez Martínez, reconocidos políticos conservadores antioqueños; el general Luis Eduardo Martínez, comandante de la Policía de Bogotá, el senador conservador Gabriel Zapata, entre otros.

Durante su discurso destacó sus cinco principales retos: 1) la vida, 2) equidad, 3) desarrollo, 4) sostenibilidad y 5) institucionalidad. Sobre el reto a la vida resaltó la creación de la secretaría de seguridad y el trabajo en llave con Sergio Fajardo y los demás nueve alcaldes del Valle de Aburrá para, según él, “definir mejores acciones y garantías para el respeto a la vida y la vigencia de los derechos humanos”.

Dos horas y media después, a las 4:00 de la tarde, en un ambiente menos formal y en un espacio donde fueron invitados todos los ciudadanos que lo quisieran acompañar, Sergio Fajardo, quien fue alcalde de Medellín, se posesionó como gobernador en la sede central de la Universidad de Antioquia, afectada por múltiples problemas durante el último año, a tal punto que terminó custodiada por agentes del Esmad.

Fajardo, quien durante la mañana realizó un consejo de seguridad y llamó a algunos de los 125 municipios de Antioquia a invitarlos a trabajar en equipo, explicó que decidió posesionarse en el centro académico más importante del departamento y más antiguo del país —la U. de A. tiene cerca de 35 mil estudiantes y nueve sedes más en otras zonas de la región— para demostrar su compromiso con el Alma Máter “y la importancia que ésta tendrá dentro de su propósito de hacer de Antioquia la más educada”.

Allí estuvieron casi los mismos invitados que fueron a la posesión de Aníbal Gaviria, entre ellos caras muy conocidas en el sector público de Medellín y Antioquia porque han venido trabajando desde hace ocho años en las administraciones de Fajardo (cuando fue alcalde), Gaviria (cuando fue gobernador) y Alonso Salazar.

Sobre ellos, Fajardo ha dicho que son como el Barcelona: un grupo de personas que viene desde atrás y que saben jugar en equipo.

Comparte: