16 Feb 2009 - 7:34 a. m.

Globos de esperanza

Con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer se realizó una jornada pedagógica para mejorar la calidad  de vida de los enfermos.

Lucía Camargo Rojas

Más de 100 globos de helio fueron lanzados al cielo bogotano este fin de semana para conmemorar el Día Internacional del Niño con Cáncer (que se celebró el domingo, 15 de febrero), recordar a los menores que han fallecido y enviar un mensaje de esperanza por quienes aún luchan contra esta enfermedad.

El evento fue organizado por el Observatorio Interinstitucional de Cáncer Infantil, organización a la cual pertenecen cinco fundaciones que trabajan por los niños con cáncer en Bogotá y en el país (Funstall, Opnicer, Sanar, Fundación Diana Sarmiento y Fundación de Leucemias y Linfomas), así como la Liga Colombiana contra el Cáncer, la Defensoría del Pueblo y la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología Pediátrica.

Para conmemorar esta fecha, el Observatorio quiso realizar una jornada pedagógica para niños de escasos recursos que sufren de cáncer. Así, durante toda la mañana del sábado seis médicos especializados enseñaron a los padres  aspectos básicos que deben tener en cuenta para que los pequeños tengan una infancia activa y saludable.

Para Alejandra Bravo, madre de un niño con cáncer, este tipo de apoyo a los padres es muy positivo. “Cuando me dijeron que mi hijo tenía la enfermedad me sentí devastada y sólo pensaba en que yo debería tenerla en lugar de él. Supe que eso era imposible, pero encontré el apoyo de organizaciones que hicieron diferencia en la vida de mi hijo”.

Según Ana Isabel Tarazona, directora de Opnicer, el evento también busca concientizar a la ciudadanía sobre la importancia de tratar de manera eficaz esta enfermedad, pues se estima que este año 2.000 niños colombianos serán diagnosticados con cáncer.


“Nos preocupa que los tratamientos se vean truncados por el atraso en las autorizaciones de las EPS para comprar medicamentos, impartir consultas y realizar exámenes. Por eso hacemos un llamado a estas entidades para que no existan demoras, ya que un retraso en el procedimiento estimado por los médicos probablemente repercuta en recaídas”.

Por eso, el observatorio se encuentra trabajando en la realización de unas guías que especifiquen los pasos a seguir en el tratamiento de los distintos tipos de cáncer infantil y que incluyen una lista con los medicamentos que deben usarse. Además, se espera que éstos sean incorporados  en el Plan Obligatorio de Salud, lo que permitiría que los pacientes accedan con facilidad a los fármacos más costosos.

De hecho, en septiembre del año pasado el observatorio lanzó las guías para el tratamiento de la leucemia linfoide aguda y las EPS se comprometieron oficialmente a hacer cumplir esos documentos. En medio de este ambiente favorable, las distintas organizaciones continuarán luchando para reducir la mortalidad infantil por causa de esta enfermedad, a través de herramientas que contribuyan a que los tratamientos se realicen de forma rápida y eficaz.

Comparte: