24 Apr 2010 - 6:32 p. m.

Gran Bretaña se disculpa por documento que se burlaba del Papa

El embajador británico en El Vaticano expresó el pesar del Gobierno a altos funcionarios de la Iglesia.

Agencia Reuters

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña se disculpó el sábado por un memorando de un funcionario público que sugería que el Papa Benedicto XVI debería abrir una sala de abortos en un hospital cuando visite el país este año.El documento, que fue filtrado al periódico Sunday Telegraph, también incluía las propuestas que el Papa debería bendecir un matrimonio homosexual y lanzar condones de marca papal cuando llegue a Gran Bretaña en septiembre.

El embajador británico en El Vaticano expresó el pesar del Gobierno a altos funcionarios de la Iglesia, dijo la cancillería británica.

"Este es un documento claramente insensato que no refleja de ninguna manera la política o visión del Reino Unido", dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Muchas de las ideas del documento son claramente insensatas, ingenuas e irrespetuosas", agregó.

Las propuestas del funcionario público, esbozadas en un memorando titulado "La visita ideal incluiría...", circuló entre funcionarios en el despacho del primer ministro británico, Gordon Brown, en Downing Street, y en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El memorando, que tenía una nota de presentación que admitía que algunos de los planes eran "exagerados", también aludía a los escándalos sexuales que involucran a sacerdotes en una serie de países y sugería que el Papa debería lanzar una línea de ayuda para niños abusados.

Otras ideas incluidas en el documento sugerían que el pontífice hiciera volteretas con niños para promover la vida sana, e incluso cantara a dúo con la reina Isabel, indicó el Telegraph.

El portavoz dijo que ningún ministro vio el documento y que éste fue retirado cuando altos funcionarios se enteraron de su existencia. El individuo responsable fue destinado a otras tareas.

"Se le ha dicho oralmente y por escrito que éste fue un grave error de juicio y ha aceptado esta visión", dijo el portavoz.

"El Ministerio lamenta mucho este incidente y está profundamente arrepentido por la ofensa que ha causado. Valoramos fuertemente la relación cercana y productiva entre el Gobierno del Reino Unido y la Santa Sede y esperamos profundizarla mucho más con la visita del Papa Benedicto XVI al Reino Unido posteriormente este año", declaró.

El viaje de Benedicto XVI, a realizarse entre el 16 y el 19 de septiembre, será la primera visita papal al país desde 1982. El pontífice se reunirá con la reina y el arzobispo de Canterbury, líder espiritual de la Iglesia Anglicana.


Temas relacionados

PapaGran Bretaña
Comparte: