10 Mar 2014 - 4:40 p. m.

Habría drogado a su perro para tatuarlo

Defensores de animales ya se han pronunciado contra Alexander Avgerakis.

El Espectador

Gran polémica en las redes sociales ha generado una fotografía en donde se muestra una perra en estado de inconsciencia, luego de ser tatuada por su dueño.

Alexander Avgerakis tatuó a su perra, una pitt-bull llamada Zion, aprovechando la anestesia que le habrían aplicado para practicarle una intervención quirúrgica. Pintó sobre uno de sus antebrazos el dibujo de un corazón atravesado por una flecha y acompañado por dos nombres, Alex y Mel, la esposa del joven tatuador.

Como lo explica el diario ABC de España, desde el momento en que Avgerakis subió a Instagram la imagen, donde se observaba el reciente tatuaje de la pit-bull, le empezaron a llover las críticas de gran cantidad de defensores de animales.

Ante los rechazos, dijo que había tenido el permiso del veterinario para grabar el tatuaje, sin embargo, su explicación no mermó las críticas, pues muchos testigos, incluido su exjefe, insisten en que el animal fue sedado en un acto impulsivo de su dueño.

Según contó Avgerakis al diario New York Post, ha sido tal el acoso que se ha visto obligado a dejar su trabajo en un salón de tatuaje del neoyorquino barrio de Brooklyn.

Comparte: