En vivo
Siga la audiencia de Nicaragua-Colombia en La Haya
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
Minimizar
19 Feb 2009 - 11:00 p. m.

“Hombres y mujeres pecan distinto”

Los siete pecados capitales se organizan de acuerdo con el género. Lujuria, el más común entre los varones.

Redacción Vivir

Hace un año el Tribunal de la Penitenciaría Apostólica del Vaticano advirtió a la comunidad católica mundial que una lista anexa de pecados entraba a regir en las huestes pontífices y se les llamó ‘las faltas del mundo moderno’. Entre ellas figuraron la contaminación, la manipulación genética y la adicción a las drogas. Ahora, y no con menos revuelo, la Santa Sede hace público un estudio en el que clasifica  los siete pecados capitales según el género: femenino o masculino.

“Hombres y mujeres pecan distinto”, aseguró Wojciech Giertych, teólogo de la Casa Pontificia, luego de dar el aval a la investigación realizada por el veterano sacerdote jesuita Roberto Busa, célebre en el episcopado por haber dedicado casi toda su vida al estudio de Santo Tomás de Aquino.

Luego de recopilar datos en los confesionarios, Busa encontró que el talón de Aquiles de los hombres se llama “lujuria” y el de las mujeres “soberbia”, y que en cada uno de los géneros el orden de violación de los pecados capitales cambia (ver recuadro).

Esta nueva clasificación se suma a la lista de los recientes golpes de opinión que ha dado el Vaticano en menos de un año, primero con los pecados modernos y en días más recientes con la apertura de un canal televisivo en YouTube. La razón de estos hechos, según el secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Fabián Marulanda, es que “el Papa está preocupado por la permisividad moral de la época actual. Le gente ya no va a los confesionarios y ser creyente se ve como algo pasado de moda”.

Temas relacionados

Vaticano
Comparte: