25 Jun 2011 - 9:00 p. m.

Hora de actuar en pro de los bosques

Más allá de la madera, estos ecosistemas regulan la oferta hídrica y el clima, capturan carbono y conservan los suelos.

Redacción Vivir

Si los escritorios, los clósets y las camas, los lápices, las mesas y las cercas, los pisos, las carrocerías de camiones y las hojas de los libros, si todos volvieran a echar las raíces del árbol al que algún día pertenecieron, rápidamente nos daríamos cuenta de que vivimos inmersos en un bosque.

Pero esa es tan sólo la cara más visible de los bienes y servicios que la humanidad recibe de los ecosistemas boscosos. El aire que respiramos, los alimentos, el agua y las medicinas que necesitamos para sobrevivir, la variedad de la vida en la tierra y el clima que hace posible todas las especies, todo depende de los bosques.

De ahí la idea de una alianza entre El Espectador y Andesco, con el respaldo de la organización ambiental WWF, para promover entre los colombianos una mayor conciencia sobre la importancia de conservar los bosques actuales, recuperar los perdidos y frenar la deforestación.

El viernes pasado, en la clausura del XIII Congreso Nacional y IV Internacional de Servicios Públicos organizado por Andesco en Medellín, al que asistió el gurú del cambio climático Nicholas Stern, se lanzó una campaña nacional con un único objetivo: que los colombianos sientan los bosques cerca de sus vidas y adopten estilos de vida más sostenibles.

Durante la presentación de la campaña, compuesta por una serie de estrategias que poco a poco descubrirán los colombianos, se recordó que en la Tierra 13 millones de hectáreas desaparecen cada año. O si se quiere: 35 canchas de fútbol por minuto. En cuanto a Colombia, a finales del siglo XIX la cobertura boscosa del país era del 85% del territorio nacional, hoy es apenas del 53,5%.

Según el Ideam, el índice de deforestación anual en Colombia es de 336 mil hectáreas de selva de vegetación nativa. Las causas son las que todos conocen: expansión de la frontera agrícola, el uso de leña, la explotación maderera y la ocurrencia de incendios forestales. El tráfico ilegal alcanza el 42% del mercado de la madera.

Acciones permanentes

Marcela Moreno, gerente de mercadeo de El Espectador, dice que el éxito de la campaña “Soy ECOlombiano”, promovida por el periódico, WWF, el Ministerio de Ambiente y Caracol Televisión, durante el último año, fue la semilla para pensar en una forma de continuar con este tipo de iniciativas, que ayudan a crear un vínculo entre los colombianos y la protección al medio ambiente.

La campaña “Soy ECOlombiano, por ejemplo, cerró su primera fase en noviembre de 2010 con un reconocimiento nacional del 17% de la población colombiana (aproximadamente 8 millones de habitantes). Al 83% de los entrevistados les gustó la campaña por ser creíble, tener un mensaje claro, enseñarles algo nuevo e identificarlos, por ser divertida, útil y completa; pero lo más importante es que el 61% de los colombianos que vieron la campaña se sintieron motivados por los mensajes transmitidos a través de diferentes canales de comunicación a llevar estilos de vida sostenibles.

En esta campaña de “Soy ECOlombiano, cada interesado podía medir su huella de carbono y, a través de distintos consejos, intentar llevar una vida más amigable con el medio ambiente.

El reto ahora son los bosques, justo cuando la Organización de Naciones Unidas ha declarado 2011 como el Año Internacional de los Bosques.

“En vez de hacer esfuerzos desarticulados queremos hacer un trabajo conjunto entre distintas organizaciones en Colombia, para que las personas sientan más cerca los bosques y todos los bienes y servicios que nos proveen”, explican los coordinadores de la campaña.

De hecho, una encuesta de percepción, realizada por WWF en Colombia, indicó que una gran mayoría de los entrevistados siguen pensando en los bosques como algo ajeno a sus vidas y un simple lugar donde habitan animales.

Nada más distante de la realidad. Como lo recordó la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en uno de sus mensajes a propósito del Año Internacional de los Bosques: “Los bosques del mundo son esenciales para la vida, su diversidad y para alcanzar los objetivos más grandes de la humanidad, tales como: reducir la pobreza, frenar el cambio climático y lograr un desarrollo sostenible”.

Ver infografía, aquí

Temas relacionados

Medio Ambiente
Comparte: