14 Mar 2009 - 2:54 a. m.

Hora de saber quién está con quién

En el encuentro de congresistas de Cambio Radical se destaparán algunas cartas.

Redacción Política

Aunque está claro que del encuentro de congresistas de Cambio Radical, que se inicia mañana en Cartagena, no saldrá ungido Germán Vargas Lleras como candidato presidencial único de esa colectividad y que gran parte de la agenda girará en torno a las propuestas en materia económica, se espera que al menos un asunto quede claro: quiénes apoyan a Vargas Lleras en su aspiración y quiénes definitivamente se la jugarán por la reelección del presidente Álvaro Uribe.

En ese sentido, a pocas horas de que empiece la reunión —a la cual fueron invitados por el jefe del movimiento todos los congresistas, excepto el representante disidente Roy Barreras—, se sostienen encuentros y se buscan acercamientos, con miras a impulsar alguna de las dos posiciones.

Es el caso de Barreras, quien sigue insistiendo en que “más del 80%” de los miembros de Cambio Radical se iría con el Primer Mandatario en caso de que les tocara decidir entre éste y Vargas Lleras. El polémico representante a la Cámara se reunió ayer por la tarde en Cartagena con los congresistas de su partido Javier Cáceres, Elsa Gladys Cifuentes, Alfonso Valdivieso, William Ortega y Bernabé Celis, con quienes habló de la “necesidad” de “no romper relaciones con Uribe”.

Barreras les pidió a sus colegas que en la junta de parlamentarios de la colectividad “se mantengan firmes y unidos en la defensa del referendo reeleccionista y del lado del Jefe de Estado”, al tiempo que les propuso quitar la presidencia del partido a Vargas Lleras para dársela al ex ministro Juan Lozano. “Sería una solución salomónica que garantizaría la división de funciones en el movimiento”, le contó a El Espectador.

Al respecto, Lozano le respondió a Barreras que, por el momento, no está buscando la dirección de Cambio Radical. El congresista, sin embargo, advirtió estar dispuesto a asistir al encuentro, a pesar de no haber sido invitado, para hacer un llamado “a evitar que el partido se vaya por el despeñadero de la oposición y que termine disputándose la candidatura presidencial con Piedad Córdoba”.

En la otra orilla, los escuderos del jefe único del partido hablan de “unidad y fortaleza” alrededor de Vargas Lleras e insisten en que “no hay ninguna división”. De hecho, según el presidente de la Cámara, representante Germán Varón Cotrino, “muchos congresistas están molestos con la actitud de Barreras. Los medios deberían hacer el ejercicio de llamar legislador por legislador. Todos están con Vargas Lleras”.

Varón confirmó que tras el encuentro —que terminará el lunes en Barranquilla—, no saldrá ungido su jefe político como aspirante. “Vamos más bien a discutir importantes temas de la agenda legislativa propia y la planteada por el gobierno Uribe”.

Esta posición no es extraña si se tiene en cuenta que el panorama político del país no estará claro sino hasta mediados de año, cuando se termine de definir la suerte del referendo reeleccionista en el Congreso.

En sentido parecido se pronunció el senador Rodrigo Lara Restrepo: “Seguramente hay ánimos dirigidos a torpedear nuestra reunión de este fin de semana... Roy es un payasito al que nadie toma en serio. Es el bufón de la corte que cree que todo el mundo se vende por dos puestos, como lo hizo él”.

Tanto Lara como Varón se mostraron de acuerdo con la asistencia de la congresista Nancy Patricia Gutiérrez —autoproclamada escudera de Uribe—, de quien dijeron “tiene todo el derecho a disentir. Otra cosa es que la bancada acoja o no sus posturas”.

“El distanciamiento entre Germán Vargas Lleras y Nancy Patricia Gutiérrez no es nuevo. Yo mismo fui quien le pidió a Nancy Patricia que lo mejor era que no fuera porque existe la posibilidad de que los otros congresistas quieran atacarla y la hagan sentir mal... en todo caso, es bienvenida”, dijo Lara.

Aunque de los dos ‘bandos’ piden no reducir el gran evento a la disyuntiva entre Vargas Lleras y Uribe, es claro que el tema candente lo protagonizarán los dos líderes políticos, otrora unidos por la causa reeleccionista.

Comparte: