Publicidad
29 Nov 2020 - 2:00 p. m.

La responsabilidad de las Instituciones de Educación Superior, en la reactivación económica

Contenido desarrollado en alianza con la Uniminuto

Esta preocupación por la pertinencia de la educación, agudizada por la ya conocida crisis sanitaria, y luego convertida en una emergencia económica y social, es el reto al que están llamadas las Instituciones de Educación Superior (IES) para el presente y futuro

PADRE HAROLD CASTILLA DE VOZ*

Las IES pueden crear nuevas apuestas y acompañamientos a partir de este desafío.
Las IES pueden crear nuevas apuestas y acompañamientos a partir de este desafío.
Foto: Pixabay

Cuando damos una mirada inicial a la propuesta del Marco Nacional de Cualificaciones (MNC) en el contexto del Sistema Nacional de Cualificaciones (SNC), como un instrumento para el reconocimiento, el desarrollo y la clasificación de los conocimientos, las destrezas y competencias de las personas en niveles definidos, se identifica que uno de los posibles beneficios involucra el logro de una mayor pertinencia de la apuesta formativa del sistema educativo nacional. Dicha pertinencia contribuye a los procesos de aseguramiento de la calidad, y a la materialización de los mecanismos de movilidad e inclusión social para el talento humano colombiano. Esta preocupación por la pertinencia de la educación, agudizada por la ya conocida crisis sanitaria, y luego convertida en una emergencia económica y social, es el reto al que están llamadas las Instituciones de Educación Superior (IES) para el presente y futuro. La reactivación económica es una responsabilidad de todos, entre ellos, los actores del ecosistema educativo, no solo porque debemos garantizar un servicio de calidad, pertinente e inclusivo, sino que nos corresponde poner toda nuestra capacidad en la generación de procesos educativos innovadores que dinamicen una economía en recesión, y aporten al fortalecimiento del tejido social.

Desde cualquiera de las funciones sustantivas de la educación superior, o como resultado de su articulación e integración, es posible hacer realidad esta apuesta educativa pertinente y de calidad al servicio de la sociedad. En ese sentido, por ejemplo, desde las dinámicas propias de la enseñanza y aprendizaje se pueden insertar procesos pedagógicos y didácticos que permiten transmitir y significar un nuevo conocimiento en torno a las nuevas maneras de ser productivos, y especialmente de gestionar una economía familiar o de micronegocio, sustento económico de una gran proporción de población de nuestra nación. La visión de compromiso social de las IES, mirando sus contextos, está llamada, con sus estudiantes y profesores, al servicio de una sociedad que los necesita, colaborando solidariamente con sus conocimientos, prácticas profesionales y sociales en la reactivación de economías familiares, micronegocios y famiempresas. De igual manera, desde la investigación e innovación social también se puede ayudar dado que el nuevo conocimiento está listo para construirse, un nuevo conocimiento que parte de las situaciones de contexto que las personas y comunidades deben enfrentar, un nuevo conocimiento para la gestión de negocios y unidades productivas, para la gestión empresarial; un conocimiento renovado que bien caerá en todas las áreas del ciclo productivo.

La renovada gestión empresarial debe incluir procesos informativos y capacidades de acceso de emprendedores, pequeños, medianos y grandes empresarios al ecosistema de instrumentos que existe en Colombia para conseguir su reactivación, fortalecimiento, consolidación y si es posible su expansión; el país ha creado y legislado de manera eficiente e inmediata nuevas posibilidades, beneficios y mecanismos para lograr estos objetivos. Es importante devolver la confianza y apostar con esperanza a que estamos en una situación en la que el Estado volcó toda su capacidad para asumir la emergencia.

Es en este marco, donde las IES pueden crear nuevas apuestas y acompañamientos a partir de este desafío, pero que de modo realístico podrían ser otros en el tiempo. La academia debe sentirse obligada a aportar, y es así como varias IES ya crearon nuevas cátedras en torno a la reactivación de micronegocios, acompañadas de novedosas maneras de entregar, significar y renovar competencias, habilidades y destrezas a sus estudiantes, cátedras que involucran una práctica de facilitación frente a un micronegocio acompañando al estudiante para que su logro u objetivo cumplido sea la reactivación de una economía familiar que depende de un micronegocio.

Todo este mundo de posibilidades está al servicio de las unidades empresariales, de las familias que le apuestan a un trabajo digno para generar los ingresos suficientes con el fin de subsanar sus necesidades, ahorrar e invertir; un ecosistema ya creado de instrumentos que está al servicio de los nuevos emprendedores, y que deben ser los impulsores de la economía colombiana.

*RECTOR GENERAL UNIMINUTO

Síguenos en Google Noticias