8 Dec 2010 - 8:59 p. m.

'Las cumbres de clima no funcionarán'

Gracias a las revelaciones de Wikileaks se conocen las razones del fracaso para lograr un acuerdo contra el calentamiento global.

Redacción Vivir

Con Wikileaks se hizo más cierto aquello de que no hay nada oculto entre cielo y tierra. Ahora, gracias a los más de 250.000 cables diplomáticos que hizo públicos el rebelde Julián Assange, comienza a entenderse el lado oculto de las negociaciones para lograr un acuerdo para luchar contra el calentamiento global.

En un extenso artículo para El País de España, el periodista Rafael Méndez recopiló las piezas de información dispersas en los papeles que tienen en jaque al gobierno americano y que dejan en claro por qué fracasó la Cumbre de Copenhague el año pasado y por qué podría frustrarse la que se lleva a cabo en Cancún, México.

En un cable confidencial de la Embajada de Bruselas a Washington fechado el pasado 4 de enero, el presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, confesó al embajador en Bruselas que Copenhague fue “un desastre increíble” y que “las cumbres multilaterales no funcionarán”.

Rompuy se queja en el mismo cable de que Europa fuera “totalmente excluida” y “maltratada” de las reuniones que tuvieron lugar en la noche previa al final de la Cumbre: un encuentro a puerta cerrada en el que estuvo el presidente de EE.UU., Barack Obama, junto a los líderes de China, India, Brasil y Sudáfrica, y del que salió un documento con unos compromisos que los demás países desconocían.

El embajador en Bruselas apuntó en su informe de la charla con Van Rompuy que éste no sólo estaba frustrado por lo que sucedió en Copenhague, sino que era pesimista frente a la cumbre en Cancún que tendrá lugar hasta el próximo 10 de diciembre. Van Rompuy calificó la reunión en Cancún como “Pesadilla en Elm Street II”, y añadió: “¿Quién quiere ver esa película de terror otra vez?”. Las palabras del diplomático quizás expliquen la ausencia de los jefes de Estado en México, a diferencia de los más de 150 que asistieron a Copenhague. “Las cumbres multilaterales no funcionarán”, fue su presagio.

Con un tono más realista, el presidente del Consejo Europeo Van Rompuy opinó que el camino para lograr un acuerdo mundial contra el calentamiento global debe comenzar a forjarse en grupos de negociación más pequeños. Una idea que ya comienzan a sugerir muchos analistas decepcionados del multilateralismo. Por ejemplo, intentar un acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos para paso siguiente invitar a los Chinos a la mesa.

En otros cables revelados por Wikileaks queda en evidencia el pulso de poder entre la Unión Europea y Estados Unidos por un lado, y por el otro, el grupo del Basic (Brasil, Sudáfrica, India y China). También la división interna de los países europeos frente al acuerdo ideal, así como las intenciones chinas de bloquear el proceso. Igualmente, los movimientos de los países petroleros como Arabia Saudita al vaivén de las políticas verdes pero también las intenciones de algunos de ellos de ponerse al frente de la renovación energética.

Sólo este viernes, cuando concluya la Cumbre de Cambio Climático en Cancún, se sabrá qué tanto tino han tenido los diplomáticos gringos desnudados gracias a Wikileaks.

Temas relacionados

CancunWikileaks
Comparte: