24 Mar 2011 - 11:14 p. m.

Libia con bisturí: las razones de la invasión

Los medios occidentales no han sido totalmente objetivos en el registro de la crisis libia. Sin justificar al dictador, hay algunos detalles que no se han mencionado.

Colext, colaborador de Soyperiodista.com

Últimamente me dedicado a investigar y escribir sobre Libia. La guerra nunca será un tema interesante, pero creo que guardar silencio es tan criminal como los que cometen esos delitos.


Los medios de noticias locales repiten solo las noticias de las agencias internacionales. Estas solo responden al interés de los grandes capitales. Así que, afortunadamente hay periodistas que filtran algunas informaciones y blogistas que han comenzado a relatar que sucede realmente en Libia.


Antes de continuar, vuelvo a repetir mi concepto de que si Gaddafi cometió algún crimen debe ser condenado por la comunidad internacional pero esto debe ser investigado y no simplemente un grupo de personas sentadas en la ONU decidan que hacer con un país.


En el diario El País en una columna que inexplicablemente desapareció de la portada de la web rápidamente, bajo la firma de Ana Carajosa sugiere que en el mundo árabe se ha comenzado a ver con recelo la pocision de la cadena de noticias Quatari Al-jazeera, que goza de prestigio y respeto en los diferentes paises.


Debido al apoyo que este país le ha dado a la fuerza multinacional que intenta derrocar a Gaddafi, y al despliegue parcializado que ha tenido en libia la cadena. Recordemos que fue esta cadena la comenzó a mostrar e informar sobre las protestas y las supuestas masacres que el ejercito Libio realizo con personas indefensas.


A medidas que fueron llegando los medios internacionales comenzaron a mostrar primero que no eran protestas pacífica sino un grupo rebelde que tenia apoyo popular y dos que nunca se ha podido establecer la veracidad de dichas masacres. La dirección de la nota es http://www.elpais.com/articulo/internacional/Miedo/cautela/calle/arabe/e...


En numerosos blog han comenzado a publicar las reales razones que hubiera podido tener los paises aliados para derrocar a Gaddafi, tomamos apartesde las razones para el blog de la cocina de Dizdira
http://dizdira.blogspot.com/2011/03/libia-revuelta-popular-nuevos-datos....


"25 de Enero de 2009. Gaddafi estudia la nacionalización de las compañias petrolíferas extranjeras.
(extractos traducidos de la noticia)


El líder libio Muammar Gaddafi dijo el pasado miércoles que su país y otros exportadores de petróleo están considerando nacionalizar las empresas extranjeras, dado el descenso del precio del petroleo. (...) "No podemos adherirnos a las regulaciones de la OPEP porque nuestro sustento depende del petróleo." (...) El principal periódico del estado, generalmente considerado como el portavoz del propio Gaddafi, dijo que el Congreso Popular, el máximo órgano legislativo y ejecutivo, debería votar la nacionalización de las empresas extranjeras en la sesión que tendrá lugar dentro de unos días. (...) "Los países exportadores de petróleo deben tender a la nacionalización (...) No nos podemos permitir vender a precios tan bajos." Los rumores sobre nacionalización comenzaron a raíz del informe para 2008 de la NOC cuyos expertos sugerían la necesidad de modificar la política basada exclusivamente en ARPs. Algunos diplomáticos afirmaron que se trataba de una amenaza para presionar a las empresas petrolíferas de cara a las próximas negociaciones.


16 de Febrero de 2009. Gaddafi instó a los libios a que apoyen su plan para recuperar los ingresos del petróleo.


(extractos traducidos de la noticia)


El líder libio Muammar Gaddafi pidió el sábado a los libios que le apoyaran en su propuesta de destituir al gobierno y entregar los beneficios del petróleo directamente a los 5 millones de ciudadanos del país. Su plan de entregar los ingresos del petróleo directamente a los libios se ha encontrado con la oposición de los altos cargos, que se verían abocados a perder sus puestos de producirse la purga que Gaddafi quiere llevar a cabo para terminar con lo que él denomina estado de corrupción persistente y generalizada. Cargos como el Primer Ministro Al-Baghdadi Ali al-Mahmoudi y el Gobernador del Banco Central, Farhat Omar Bin Guidara, advirtieron a Gaddafi en Noviembre que su proyecto terminaría dañando la economía del país miembro de la OPEP.


"No tengáis miedo de tomar directamente el dinero del petróleo y la responsabilidad de crear las estructuras de gobierno necesarias para el bien de nuestro pueblo." dijo Gaddafi a los representantes del Congreso Popular Libio. El Congreso Popular es la espina dorsal del régimen de la Yamahiriya libia. Constituye el máximo órgano ejecutivo y legislativo. Representa al pueblo a nivel regional y local y vota las leyes y las decisiones políticas del gobierno. (...) Muchos libios afirman que no se han beneficiado del aumento de la producción petrolífera y la inversión extranjera desde que en 2003 terminó (...) su aislamiento internacional. (...) "La administración ha fallado y la economía estatal ha fallado. Ya está bien.


La solución es que nosotros los libios nos apropiemos directamente del dinero del petróleo y decidamos qué hacer con ese dinero." dijo Gaddafi, en un discurso retransmitido por la TV pública. Gaddafi urgió a una profunda reforma de la burocracia gubernamental, afirmando que el sistema ministerial tenía que ser desmantelado para librar a los libios de la corrupción y la mala gestión. "Estos ministerios deben devolver al pueblo la propiedad de todas las escuelas, fábricas, granjas, de todas las empresas públicas y el dinero del petróleo."


4 de Marzo de 2009. El Congreso retrasa el plan de reparto de petróleo de Gaddafi.


(extractos traducidos de la noticia)


El Congreso Popular de Libia (...) ha votado retrasar el plan de Gaddafi de disolver el gobierno y entregar el dinero del petróleo directamente al pueblo. (...) Existe una inusitada atmósfera de oposición entre los altos cargos del gobierno, que consideran que semejante plan causará estragos en la economía nacional, provocando el descontrol de la inflación y la fuga de capital. El propio Gaddafi advirtió a los libios que el plan, que promete rentas de hasta 23.000 dólares anuales para el millón de ciudadanos con menores ingresos, podría provocar al principio un cierto caos.


"No tengáis miedo a experimentar nuevas formas de gobierno" dijo, antes de proceder a la votación y advirtió: "Este plan es para ofrecer un futuro mejor a nuestros hijos. Si lo hacéis fracasar, yo me lavaré las manos, pues será responsabilidad vuestra." (...) En las votaciones efectuadas (...) solo 64 de los 468 miembros del Congreso del Pueblo votaron por el plan de apropiarse del dinero inmediatamente. 251 aceptaron el plan en principio, pero pidieron que se retrasara hasta que fueran tomadas las medidas apropiadas. (...) Esto permitirá retrasar el proyecto por lo menos unos cuantos meses, dando así tiempo a desactivarlo.


Creo que la lectura de estos tres artículos sorprenderá a más de uno. El Gaddafi tirano, estalinista, napoleónico, proburgués y capitalista del que nos han hablado los medios de izquierda aparece aquí, en estas noticias escritas por y para consumo más bien privado de capitalistas, como un radical comunista dispuesto a cargarse hasta el aparato burocrático de su gobierno y a realizar un reparto directo de la riqueza nacional. Vemos cómo la oposición a Gaddafi surge precisamente de entre las élites políticas y no del pueblo. Vemos cómo el Congreso Popular logra aplazar unos meses el plan de Gaddafi de repartir la riqueza directamente al pueblo, una vez nacionalizado el petróleo. Y vemos cómo tras esos meses, aparecen grupos armados dirigidos por un ex-ministro afirmando representar al pueblo.


¿Alguien puede creer que el pueblo libio va a oponerse a este plan, va a levantarse en armas para pedir la cabeza de quien se ha atrevido a proponer la nacionalización del petróleo y el reparto directo de sus beneficios a todos los libios?”...


En otro blog LEONOR EN LIBIA http://leonorenlibia.blogspot.com/2011/03/en-libia-todo-es-un-gran-despr... aparece le siguiente nota:


Es todo un gran despropósito. Desde el primer momento los medios de comunicación hablaron de masacres a pacíficos manifestantes por efecto de la aviación de Gaddafi.


Tras varios días sin imágenes de Libia, las primeras imágenes de estos pacíficos manifestantes son lo más parecido a las imágenes de la película “Mad Max”, armados con AK-47 o lanzamisiles. En realidad con sus barbas descuidadas y sus rezos antes de la batalla son un claro ejemplo de islamismo radical.
A pesar de lo que vemos, los gobiernos occidentales siguen apoyando a estos rebeldes con el objetivo de consolidarlos en el poder en toda o en parte de Libia.


Una rebelión no surge espontáneamente, todo parece estar bien planificado con apoyo occidental, pero algo no ha funcionado y es que el gobierno de Gaddafi ha resistido. En realidad el invento se les ha caído.
Y ante ello, de forma urgente, han convocado al Consejo de Seguridad de la ONU. Este organismo, tras la caída de URSS ha dejado de tener el contrapeso a las políticas occidentales de EEUU. Rusia y China solo se han abstenido, probablemente para no enturbiar sus relaciones comerciales con occidente.
En realidad, se trata de conseguir el petróleo de Libia, imponiendo a este país el neocolonialismo que despareció allí hace más de cuarenta años.


África es una tarta a repartir entre Francia, EEUU y China. Ese es el motivo de la gran agresividad francesa dentro de la coalición que ha atacado Libia.


En la aplicación de la resolución 1973 de la ONU han continuado las mentiras, pues dicha resolución solo era para habilitar una zona de exclusión aérea y sin embargo se ha atacado objetivos terrestres militares y civiles.


Respecto al Gobierno de España hay que destacar la nueva transformación del Zapatero pacifista en bélico. La actual guerra es tan injusta y desproporcionada como la que aprobó Aznar en las Azores, dado que los ataques han sobrepasado y tergiversado la Resolución 1973 de la ONU, enviando F18 españoles a Libia de forma urgente y antes de la autorización del Congreso.


Por último denunciar la actitud de los llamados “artistas de la ceja”, que esta vez no se han manifestado públicamente contra la guerra. Seguramente no lo hacen por aquello de que de bien nacidos es ser agradecidos y no quieren ir en contra del gobierno que les sustenta con jugosas subvenciones."escrito por Fdo.: Juan José Suárez Sánchez.


La versión occidental ya la han visto en los medios y esta es la otra cara.


Por colext, colaborador de Soyperiodista.com

Temas relacionados

ONULibiaGadafi
Comparte: