En vivo
‘Emilio Tapia manejaba y daba órdenes en Centros Poblados’: Fiscalía sobre caso MinTic
Continúa la judicialización del contratista Emilio Tapia, el representante legal de Centros Poblados, Luis Fernando Duque; y el agente de seguros Juan José Laverde.
Continúa la judicialización del contratista Emilio Tapia, el representante legal de Centros Poblados, Luis Fernando Duque; y el agente de seguros Juan José Laverde.
Minimizar
23 Apr 2017 - 2:00 a. m.

Limpieza al natural

Gracias a sus propiedades, limones, bicarbonato de sodio, glicerina y hasta el alcohol etílico están reemplazando los productos químicos para el hogar.

Redacción especiales

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de cuatro millones de personas mueren cada año por culpa de la contaminación en los hogares, que desencadena enfermedades respiratorias y algunos tipos de cáncer. Males a los que se suman los efectos de los químicos con los que se fabrican los productos de aseo de uso diario.

Jabones, detergentes, perfumes y ambientadores, entre otros, están hechos con sustancias que, aunque acaban con la mugre, también impactan el ambiente y muchas veces la salud, pues contienen compuestos como fósforo, nitrógeno y amoníaco. Por eso están tomando fuerza los productos alternativos que cuidan el ambiente y el bienestar de los usuarios y son efectivos.

Ese es el caso del portafolio de Biogar, una compañía colombiana que comercializa artículos de limpieza hechos con materia prima ecológica y libre de químicos. María Fernanda Payán, su gerente comercial, explica que su uso se ha popularizado por cuenta de sus beneficios: previenen enfermedades, cuidan el agua (en una región como Latinoamérica, donde el 40 % de las fuentes hídricas están contaminadas) y garantizan un aseo profundo y sin desperdicio.

Paralelamente a esta tendencia, se ha extendido el uso de alimentos o compuestos naturales que se consiguen en el mercado y que en vez de utilizarse en la cocina se emplean para limpiar. Por ejemplo, limones, vinagre blanco o bicarbonato de sodio, que eliminan los malos olores, la mugre y las manchas.

Limón

Por su acidez y aroma, esta fruta puede usarse como desodorante, blanqueador, removedor de manchas, cortador de grasas y hasta para eliminar el  moho. También es un potente antibacterial y antiséptico. Por eso es común encontrarla como uno de los principales componentes de productos que van desde jabones para el cuerpo hasta desinfectantes para el hogar. Algunos trucos útiles son, por ejemplo, ubicar medio limón en la nevera para neutralizar los malos olores, introducir media taza de jugo en la lavadora para que actúe como blanqueador o mezclarlo con agua en una botella para limpiar grasa y manchas.

Vinagre blanco

Al igual que el limón, el vinagre es otro de los productos estrella entre quienes buscan ahorrar y cuidar el ambiente con el aseo del hogar. Brillar y limpiar superficies, quitar la suciedad de las cafeteras, aromatizar habitaciones, eliminar el óxido y hasta desinfectar frutas y verduras son algunos de los beneficios de este ingrediente. Además de ser fácil y económico de conseguir, tiene la ventaja de que no genera irritación ni molestias cuando se usa. La forma más común es mezclándolo con agua para, por ejemplo,  limpiar los vidrios usando papel periódico. Otro uso común es dejarlo toda la noche en un vaso con agua para eliminar olores como el del cigarrillo.

Alcohol etílico

Así como resulta perfecto para desinfectar heridas, es ideal a la hora de limpiar desde computadores hasta acero inoxidable. Su principal beneficio radica en que seca rápido, por lo que se puede usar en cualquier superficie, sin ponerla en riesgo de que se dañe por culpa de la humedad. Es el producto perfecto para limpiar aparatos electrónicos, como celulares, tabletas e incluso discos duros. Esta sustancia acaba con las bacterias que se encuentran en estos dispositivos que, a pesar de su uso, se limpian poco. Otro tipo de alcohol muy utilizado para la limpieza es el isopropílico, que es más suave pero con la misma potencia desinfectante.

Glicerina

Uno de los productos menos conocidos pero más efectivos por sus características: incoloro, inoloro y espeso. Prueba de su utilidad es que es uno de los ingredientes principales en la fabricación de jabones naturales, así como de jarabes antisépticos. Como es un buen disolvente se utiliza, principalmente, para quitar manchas de vino o café. Su ventaja es que adicionalmente erradica los malos olores que éstas pueden causar. Por eso también se emplea para limpiar el interior de las neveras.

Comparte: