29 Jul 2010 - 4:36 a. m.

Listos los ministros de Defensa e Interior

El jefe de Cambio Radical será Ministro del Interior y Justicia y Rodrigo Rivera Salazar asumirá la cartera de Defensa.

Redacción Política

El presidente electo, Juan Manuel Santos, dio este miércoles un paso más hacia la consolidación de la denominada “unidad nacional” al designar a Germán Vargas Lleras, el líder de Cambio Radical, como nuevo ministro del Interior y Justicia, y de Rodrigo Rivera Salazar, gerente político de su candidatura, como jefe de la cartera de Defensa. Dos designaciones sobre las que habían mayores expectativas por tratarse de despachos clave de cara a las relaciones políticas del futuro gobierno y la continuidad de la estrategia de la seguridad democrática.

Al término de una reunión en el hotel Casa Medina, en la que también participaron el director del Partido Liberal, Rafael Pardo; el recién nombrado presidente del Partido de la U, Juan Lozano, y los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, Armando Benedetti y Carlos Alberto Zuluaga, respectivamente, Santos anunció además la conformación de una “mesa de acuerdo”, conformada por los jefes de todos los partidos de la coalición, que comenzará a pulir la próxima semana, junto con todos los ministros designados, los proyectos a presentar conjuntamente.

En sus primeras declaraciones, Rivera anunció la persistencia y consolidación de la seguridad democrática del presidente Álvaro Uribe: “Si hay un tema que evidentemente tiene que ser de unidad, ese tiene que ser el de la defensa de los colombianos frente a toda amenaza. Esperamos el apoyo a nuestras Fuerzas Armadas de todos los ciudadanos y vamos a preparar de la mejor manera posible las tareas que asumiremos a partir del 7 de agosto”, expresó.

Por su parte, visiblemente emocionado, Germán Vargas Lleras dijo aceptar la designación para aportar a la consolidación de lo que se espera sea un gran gobierno. “No sabía que iba a recibir este honor, que acepto lleno de compromiso. Llego a construir. Para mí esto será una nueva etapa de la vida. Siempre formé parte de la Rama Legislativa (...). Esperamos tener la agenda legislativa que se definió hoy a la mayor prontitud y el 7 de agosto estar radicando la gran mayoría de iniciativas”, señaló.

El jefe de Cambio Radical enfatizó que no entrará en confrontaciones ni polémicas de tipo personal y que espera tener las mejores relaciones con todos los sectores y fuerzas políticas, incluidos los funcionarios del actual gobierno, recalcando, eso sí, que él contribuyó “en 2002 y 2006 a los logros del actual Presidente de la República”. Una clara respuesta a los duros cuestionamientos que le hiciera el vicepresidente Francisco Santos, quien antes de conocerse la noticia de la designación y cuando se hablaba de que Vargas Lleras podría llegar al Ministerio de Defensa, lo calificó de “traidor” y dijo que eso sería como “poner al ratón a cuidar el queso”, y un claro mensaje al presidente Uribe de que “bien puede irse para el carajo”.

Declaraciones que encendieron la polémica entre los uribistas ‘purasangre’ y quienes ya comienzan a ubicarse en ese nuevo espectro político que se vislumbra a partir del 7 de agosto: el del santismo. Otro que se metió en el debate fue el ex asesor presidencial José Obdulio Gaviria, quien previendo la designación del presidente de Cambio Radical en el gabinete de Santos, expresó que ella podría “fortalecer o debilitar la coalición”.

Incluso, en declaraciones a la W Radio, Gaviria fue más allá y al recordar nombramientos que hiciera el presidente Uribe en el pasado de rivales políticos como Andrés Pastrana, a quien le dio la Embajada en Washington, advirtió que la diferencia es que Álvaro Uribe se debía a sí mismo y construyó una fuerza política que es la que eligió a Santos y que pretende seguir gobernando. “En los sistemas presidencialistas y de partidos, como el nuestro, los presidentes deben recordar permanentemente cuál es la fuerza política a la que pertenecen y si están dispuestos o no a fortalecerla o más bien a triangular”, dijo.

Lo cierto es que el nombre de Germán Vargas Lleras causa roncha entre los uribistas radicales, no porque no tenga las cualidades suficientes para asumir un ministerio, sino porque todos saben que quiere ser Presidente de Colombia y que desde ya se vislumbra como el más fuerte rival del mismo Juan Manuel Santos, en caso de que busque la reelección en 2014. Y queda otra posibilidad: que cuando se vuelva a crear el Ministerio de Justicia —una de las promesas de Santos en la que ya se trabaja—, pase a ocupar esa cartera, teniendo en cuenta sus conocidas buenas relaciones con las altas cortes.

Comparte: