En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
23 Aug 2013 - 10:06 p. m.

Lo que dejó las denuncias de canibalismo en albergue animal en Marinilla

Alcaldía aseguró que está en proceso el diseño de un nuevo lugar digno para la población canina con el apoyo de organizaciones animalistas, y que se harán campañas de adopción.

Redacción Vivir


La noticia de que en el Albergue Municipal de Marinilla (Antioquia) los perros estaban llegando hasta el canibalismo, al parecer por hambre y estrés, se difundió rápidamente por las redes sociales. Las denuncias de los defensores de los derechos de los animales de este municipio, iban acompañadas de unas crudas imágenes de los cuerpos sin vida de seis perros que habían sido atacados por dos pit bull.

En pocas horas la alcaldía hizo un pronunciamiento público, en el que explicó que se trataba de un hecho circunstancial. Explicaban que dos perros de raza pit bull habían ingresado al albergue el pasado fin de semana en "condiciones normales" de salud y comportamiento, por lo que se les permitió convivir con los demás animales. Argumentaban que infortunadamente el lunes 19 de agosto los dos perros habían agredido a otros caninos, dando el "lamentable resultado de algunos animales muertos".

La explicación dejó desconcertado a los animalistas del municipio, que de inmediato salieron a revelar que no era una situación nueva ni circunstancial, sino un grave problema que se venía presentando desde meses atrás. Óscar González Montoya, activista a favor de los derechos de los animales, señala que la raíz de esta situación está en la organización que tiene a su cargo el manejo del albergue: se trata se Fábula, "una corporación dedicada más a actividades de recreación y arte callejero, aunque su razón social es muy amplia y entre esas mencionan velar por el bienestar de los animales. Lo que está claro es que todos los problemas son el resultado de su inexperiencia, pero sobre todo de su negligencia".

Por meses el panorama del albergue fue lamentable, según Montoya: "Como no tenían el conocimiento era reiterado ver a los perros sin alimentar y no se controlaban los niveles de estrés, lo que llevó a varios actos de canibalismo. Además se presentaban también accidentes con carros porque el albergue está junto a una autopista. Era común ver a las afueras perros muertos, entre bolsas, porque ni siquiera hacían un buen manejo a la disposición de los cadáveres".

¿Qué pasó después de que se hicieron las denuncias? Se celebró una reunión con representante de la alcaldía y de las principales organizaciones defensoras de animales del municipio. En un comunicado firmado por estas últimas, se lee que "avanza de manera positiva" un proyecto de construcción de un nuevo albergue "digno para la población canina", cuyos diseños están en manos de estas mismas organizaciones.

Se señala que "es urgente que se refuercen los mecanismos de vigilancia técnica, administrativa y financiera de los recursos públicos destinados a la alimentación y sostenimiento del albergue" y, finalmente, se reitera que la responsabilidad de los actos ocurridos el pasado fin de semana "como producto del estrés, o como resultado de un acto de canibalismo" es de las entidades del estado "del orden nacional, departamental y municipal, quienes debieron tomar las medidas para que esos hechos no ocurrieran. La Alcaldía de Marinilla admitió la responsabilidad corporativa a que haya lugar por estos hechos".

Oscar Antonio Jaramillo, secretario de Agricultura y Ambiente de Marinilla, explica que la contratación de la corporación Fábula se hizo porque ninguna organización animalista del municipio aceptó hacerse cargo, y argumenta que Fábula exponía entre su razón social "un componente del manejo de la fauna". Reitera que "el municipio lamenta lo sucedido, no fue intencional como lo han hecho saber algunas personas" y señala que siguen adelante con un compromiso adquirido desde meses atrás para construir un nuevo albergue con el acompañamiento de las organizaciones animalistas. Además, dijo, se harán campañas de adopción y sensibilización. Sobre la corporación Fábula señaló que están estudiando la posibilidad de liquidación o sesión del contrato.

Temas relacionados

canibalismo
Comparte: