18 Feb 2009 - 4:47 p. m.

Los Gigantes quieren estar por 'lo alto'

Los Gigantes de San Francisco buscan borrar la nefasta temporada anterior en las Grandes Ligas.

Carlos E. Cervera F.

Con un cuerpo de lanzadores que luce sólido, y con una ofensiva que se sigue ajustando, el nuevo equipo del colombiano Édgar Rentería, espera lucir en la temporada 2009.

Los Gigantes de San Francisco están en una etapa de reconstrucción y al mismo tiempo buscan ser el equipo contendiente de años atrás. Normalmente, este par de cualidades es complicado hacerlas realidad de manera simultánea, pero con los jugadores que han incorporado, hasta el momento, lo podrían hacer.

Gracias a su sistema de Ligas Menores de donde han emergido jóvenes como Buster Posey, Madison Bumgarner, Pablo Sandoval y José Casilla, entre otros, más los veteranos posicionados, es un equipo que para la temporada del 2009 podría pelear por el banderín de la División Oeste de la Liga Nacional.

Vienen de una pésima temporada ofensiva en donde sólo ganaron 72 partidos, su jonronero Bengie Molina la sacó de los parques solamente 16 veces y su mayor productor de carreras fue el mismo Molina con 95. Esas cifras se combinaron para terminar 12 juegos abajo del líder de la división. Sin embargo, este año podría ser diferente.

Mientras los Gigantes tienen talento joven y veteranos establecidos, los otros equipos de la misma división se están desmantelando. Por ejemplo, los Dodgers, actuales campeones, vieron partir a su lanzador Brad Penny, muy probablemente también ha Derek Lowe y el futuro de Manny Ramírez está en el limbo. Por otra parte, los Diamondbacks de Arizona no contarán con Orlando Hudson, Adam Dunn y Randy Jhonson, quien para beneplácito de los Gigantes firmó con el equipo de la Bahía.

Por US $8 millones, durante un año jugará el veterano zurdo para los Gigantes. Me dará gusto verlo como compañero de Rentería, porque sencillamente es un futuro Salón de la Fama. La temporada pasada lanzó 184 innings, ponchó a 173 bateadores, caminó sólo a 44 y puso un ERA de 3.91. En una palabra, sólido. Los expertos dicen que el cambio de estadio para Randy al AT&T hará que no le saquen la bola del parque.

Hablando de lanzadores, pues este es el punto fuerte de los Gigantes. Su rotación cuenta con el ganador del Cy Young de la Liga Nacional, Tim Lincecum, Matt Cain (3.76 ERA y 186 ponches a los 23 años). Igualmente Jonathan Sánchez (gran potencial, pero tiene que mejorar en su control) y Barry Zito (ojalá podamos ver a ese gran lanzador que importaron de los Atléticos de Oakland). Y un as bajo la manga podría ser la presencia de Noah Lowry, siempre y cuando esté saludable.

Dos agentes libres llegaron a revitalizar el bullpen del equipo. Jeremy Affeldt, el mejor relevista zurdo que había en el mercado y Bobby Howry quien se revitalizó al final del 2008 estarán listos para cuando los lanzadores inicialistas no puedan ir más en el juego. Definitivamente el cuerpo de lanzadores luce fuerte... la ofensiva es otra cosa.

En el 2008, los Gigantes ocuparon el lugar 15 en carreras anotadas y el mismo lugar en slugging. Mejor dicho, el equipo no producía carreras. La adición de Rentería puede ayudar a una alineación en la que sus campocortos batearon la temporada pasada para un AVG de .228, OBP .295 y SLG .281. Espero que el colombiano retome su nivel y se adueñe del segundo lugar en la alineación.

En los jardines, Randy Winn y Fredd Lewis son muy buenos a la defensiva, pero no disparan hits para todos los lados del campo. La firma de Adam Dunn le daría mucho poder más no promedio a esta alineación. Rowand, su jardinero central debería devolverse a esas épocas con los Filis en donde era un gran jugador ofensivo. Pablo Sandoval quizás sea el primera base y quién quita que el equipo se arriesgue a ir en la agencia libre por Orlando Hudson para terminar de armar el infield?

Lo más reciente de la agencia libre indica que los Gigantes están en la puja por los servicios del tercera base de Joe Crede y el jardinero Manny Ramírez.

Diversas soluciones se pueden agregar a la lista, pero quien tiene la última palabra es Brian Sabean, su gerente general. Los Gigantes lucen mejor a nivel ofensivo y defensivo, podrían combatir por el banderín de su división. Ojalá y por el bien lucir de Rentería que así sea.

Comparte: