21 Apr 2010 - 10:23 p. m.

“Los límites no existen”: David Fisher

Entrevista con el creador de la Torre Giratoria ubicada en Dubái y de  rascacielos en Londres, Francia y Estados Unidos quien será expositor en el primer congreso internacional de construcción en Bogotá.      

Valeria Gómez Rodríguez

Sus diseños han desafiado las leyes tradicionales de la arquitectura. A pesar de que su pelo blanco refleje los más de 30 años de experiencia, David Fisher, no deja su faceta de visionario. Para él, no existen los límites y está convencido de que la importancia de la arquitectura radica en la capacidad que tenga para proporcionarle soluciones a la humanidad.    

Cuando era un niño, Fisher descubrió su vocación y desde entonces no se ha detenido. Creció en Florencia, Italia, estudió en la Escuela de Arquitectura en esta ciudad, donde actualmente es profesor. Ha construido rascacielos en Dubái, Londres, Francia y  Estados Unidos. Por sus obras lo han catalogado como el padre de la arquitectura dinámica. En su paso por la capital para participar en el primer congreso La Construcción Latinoamericana Siglo XXI, realizado en la Cámara de Comercio en Bogotá,  El Espectador  se reunió con él.

¿Cuándo descubrió la pasión por la arquitectura?

Cuando tenía 5 años, una tarde, observando el ocaso, sentado en un sofá junto a mi madre. Ver al sol moverse me hizo pensar en que todo está en constante cambio. Todo es dinámico. Supe que cuando creciera, tenía que trabajar en ello y así fue. Los años de experiencia me han enseñado que los arquitectos deben ajustarse a las necesidades de las personas.

¿Qué relación existe entre sus diseños y la preservación del medio ambiente?

En Florencia es fácil pensar en el futuro. En mis diseños, he combinado el futuro y la dinámica para que encajen de forma adecuada con el medio ambiente. No es fácil, pero es posible. La Torre Giratoria es una construcción autosostenible. Sus pisos giran independientemente,  respondiendo a las necesidades de los ocupantes. Este edificio a la vez es ecológico, se abastece de energía para generar movimiento en cada uno de sus pisos mediante paneles que absorben la luz solar y de turbinas eólicas, que transforman el viento en energía.

Teniendo en cuenta que el tiempo en sus diseños es un factor muy relevante, ¿qué significa el tiempo para usted?

El tiempo es la dimensión más poderosa de la vida. Lo es todo.   La vida está en constante movimiento, todo es cambio, es dinámico. Ésta es la razón para que la arquitectura y la construcción se ajusten a los cambios constantes de la humanidad: a la vida, para así satisfacer las necesidades de cada individuo.

¿Cómo influye la arquitectura de Florencia en sus diseños?

Quise traer a la vida algunas construcciones de Italia renacentista, aquellas que están fundamentadas no sólo en la belleza y el diseño de la obra como tal sino a las que siguen un patrón de la lógica de la vida humana. En esta época todo se basa en la funcionalidad de las estructuras para aportar soluciones a las personas y a la vez satisfacer sus necesidades.

¿Cuál es su límite en la arquitectura?

No hay límites. Ni para usted, ni para mí; para nadie. Todo está en nuestra cabeza. Si trabajamos en equipo podemos hacer posible  todo.

Temas relacionados

Arquitectura
Comparte: