21 Jan 2009 - 11:00 p. m.

Los museos del futuro

John Falk y Lynn Dierking, considerados los mejores especialistas del mundo en museos, visitan el país para sellar una alianza con Maloka e impulsar el aprendizaje fuera del aula.

Redacción Vivir

Para aprender ya no resulta necesario asistir a un salón de clases o tomar cursos virtuales en internet. Los parques, calles y museos se han convertido en lugares ideales para que los adultos sigan adquiriendo nuevos conocimientos. Así lo creen John Falk y Lynn Dierking, dos gurús en educación “informal” que por estos días dejaron a un lado sus compromisos como docentes e investigadores de la Universidad de Oregon (E.U.), para dictar talleres en Medellín y Bogotá sobre los museos del futuro y el rumbo que deben tomar estas instituciones para satisfacer las necesidades del público.

Después de seis años de investigación llegaron a la conclusión de que estos escenarios han comenzado una drástica transformación que incluye abordar temáticas novedosas y desconocidas para el común de las personas, como lo son la ciencia y la tecnología, y convertirse en lugares interactivos. Es decir que cualquier persona, desde cualquier lugar del mundo, pueda ingresar a sus salas a través de la web. “Estamos evolucionando hacia los museos interactivos, cuyo objetivo es que la gente puede llevarlos en su iPod o portátil a todas partes”, explican.

En Colombia Maloka se ha convertido en un ejemplo de esta evolución y es por ello que Falk y Dierking aceptaron la invitación de su directora, Nora Elizabeth Hoyos, para crear una alianza que permita desarrollar proyectos destinados a un mejor aprovechamiento de estos escenarios y a concientizar a la gente de que es posible aprender durante toda la vida.

No es una tarea fácil. Falk asegura que el común de los museos del mundo no ha logrado satisfacer las inquietudes del público ni llenar las expectativas que tienen cuando ingresan a estos lugares. Una dificultad que algunos, como el Museo del Cuerpo o el de Historia Natural en Nueva York y el de Ciencia en Santiago de Chile, han logrado superar explorando temas como los avances tecnológicos, el cuerpo humano y los animales que habitaron la Tierra antes del hombre.


El trabajo en Colombia todavía es largo. Sin embargo, desde la academia ya hay varias entidades interesadas en impulsar este proceso. La Universidad de Antioquia, por ejemplo, participó en la organización de los talleres que Falk y Dierking dictarán en Medellín el próximo 28, 29 y 30 de enero y además está trabajando en conjunto con Maloka en la promoción de la educación “informal”, que se refiere a la posibilidad de que las personas seleccionen qué, cómo, dónde y con quién aprender.

Asimismo, Maloka está innovando en sus atracciones, con miras a seguir cautivando la atención del público y motivándolo a aprender de una manera divertida. Su más reciente proyecto fue la inauguración de un teatro en tercera dimensión, mediante el cual no sólo niños y grandes podrán entretenerse sino tomar cursos para aprender a hacer cine en este formato.

“Son este tipo de iniciativas las que necesitamos que se reproduzcan en Colombia, pues de esta manera se promueven formas distintas de educación que garanticen que toda la población pueda adquirir conocimientos y establecer una relación más estrecha con la tecnología”, concluye Falk.

Temas relacionados

Maloka
Comparte: