1 Nov 2015 - 4:29 a. m.

Los países pobres son laxos con la publicidad sobre tabaco

El estudio muestra que la publicidad del tabaco, que impulsa el hábito de fumar especialmente entre la población joven, continúa aumentando, a pesar de los esfuerzos de muchos países por prohibirla.

AFP

Las personas que viven en países pobres están expuestas a formas más agresivas de publicidad de tabaco que aquellas que viven en países de mayores ingresos, advirtió este martes la Organización Mundial de la Salud en un comunicado.

"Las ventas de tabaco están cayendo en los países de ingresos altos, por lo que sus beneficios futuros dependen de enganchar al tabaco a la población joven de los países de ingresos bajos", afirmó Anna Gilmore, una de las autoras del estudio.

Gilmore, que es también directora del Grupo de Investigación del Control del Tabaco en la Universidad de Bath, en Reino Unido, explicó que la industria del tabaco utiliza la publicidad para impulsar el hábito de fumar entre los niños y los jóvenes.

Este estudio es el primero en comparar estadísticamente la cantidad de publicidad del tabaco en varios países desde 2005, fecha en la cual las naciones que firmaron el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) adquirieron la obligación de adoptar medidas estrictas para el control del consumo de tabaco, incluidas normas relativas a la publicidad.

Los investigadores también entrevistaron a alrededor de 12.000 personas para preguntarles si recordaban haber visto publicidad del tabaco en medios escritos, televisión, radio o internet en los últimos 6 meses.

El estudio muestra que la publicidad del tabaco, que impulsa el hábito de fumar especialmente entre la población joven, continúa aumentando, a pesar de los esfuerzos de muchos países por prohibirla.

"Los resultados del estudio reflejan que las prohibiciones generalizadas para la publicidad de tabaco, la promoción y el patrocinio son una de las medidas de control del tabaco menos adoptadas por los países, especialmente por los países de ingresos bajos", comentó Armando Peruga, director de la iniciativa "Liberarse del tabaco" de la OMS.

El especialista destacó que los países de ingresos altos y medios han adoptado con una proporción cuatro veces más alta medidas restrictivas, en comparación con los países de ingresos bajos.

Según la OMS, las enfermedades relacionadas al tabaco son la causa de muerte evitable más importante en el mundo.

"Se estima que el consumo de tabaco causa 8,4 millones de defunciones en 2020, el 70% de las cuales ocurrirán en países en vías de desarrollo, donde viven cerca de 900 millones de fumadores", afirman los expertos de la organización. 

Comparte: