20 Mar 2014 - 3:06 a. m.

Maquinando la Medellín del futuro

Seiscientos jóvenes antioqueños desean que su ciudad sea en pocos años una urbe segura y en la que se pueda andar en bicicleta.

Redacción Vivir

Dos meses antes de que se iniciara en Medellín el Foro Urbano Mundial, la campaña internacional City Changers (Puedo Cambiar el Mundo), una de las antesalas del evento, propuso reunir a 600 estudiantes de bachillerato para que discutieran cómo se imaginaban la Medellín del futuro y qué podrían hacer ellos para que, en 20 años, los cambios que hoy desean se vuelvan realidad.

Adolescentes de todos los colegios, públicos y privados, se dividieron en comités de convivencia y conflicto, medio ambiente e innovación, de los que saldrían algunas propuestas. Para comenzar, en conjunto con la Fundación Mi Sangre, la campaña llevó a los chicos a recorrer la ciudad, sus barrios populares y refinados, en compañía de expertos en urbanismo e historia de Medellín.

De las caminatas surgieron nuevas amistades y conversaciones entre pequeños que habían vivido los conflictos sociales de la ciudad desde esferas opuestas, así como reflexiones sobre la Medellín que estos jóvenes esperan disfrutar con sus hijos.

“Sin duda, todos quieren vivir en un lugar más seguro. Como son tan jóvenes, no han percibido de la misma manera que los adultos los cambios que ha tenido Medellín en los últimos 20 años. Para ellos esta sigue siendo una ciudad violenta y por eso quieren que avancemos en convivencia e inclusión. También desean vivir en una ciudad con más zonas verdes para disfrutar y en la que se pueda andar libremente en bicicleta”, cuenta Catalina Cock, directora de la Fundación Mi Sangre.

A partir de estas ideas se crearon 13 intervenciones itinerantes que representan un punto de partida para el cumplimiento de estos sueños. Las muestras serán expuestas en la ciudad hasta el 5 de abril, cuando comienza el Foro Urbano Mundial.

Un bus que transporta payasos, bailarines y músicos se detendrá en algunos barrios para llevar teatro y música a zonas apartadas. Otro grupo de chicos presentará el prototipo de un arnés que quieren que se le instale a los buses de transporte público para que la gente que vive en las lomas (ya sea la de El Poblado o la de la Comuna 13) pueda trasportar su bicicleta desde el centro de la ciudad a sus casas. Otro equipo enseñará cómo construir techos verdes para combatir los efectos del calentamiento global en la ciudad. Y para promover la convivencia se hará un picnic ciudadano en distintos lugares de Medellín para que los transeúntes se sienten cinco minutos a tomarse un jugo con un desconocido.

El 7 de abril los representantes de estos jóvenes le entregarán a Juanes un manifiesto en el que plasman su compromiso con la Medellín del futuro. Esto ocurrirá durante la Asamblea de Juventudes del Foro Urbano.

Temas relacionados

Foro Urbano Mundial
Comparte: