12 Sep 2012 - 12:08 a. m.

Marinilla le gana primera batalla a Nopco S.A.

Empresa que produce químicos busca trasladarse a esta población. Gerente de la compañía pedirá que revoquen la decisión.

Redacción Vivir

La empresa química Nopco Colombiana S.A. no podrá operar en el municipio de Marinilla (Antioquia), al menos por ahora, debido a que la autoridad ambiental de la zona, la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), le negó la licencia. La decisión inclina la balanza a favor de los líderes de la comunidad que se oponen al traslado a su municipio de esta empresa, que opera en Bello (Antioquia).

Tras nueve meses de haber iniciado el trámite, de acuerdo con la resolución conocida por El Espectador, Cornare se abstuvo de otorgar el permiso debido a que en la solicitud faltan estudios sobre el verdadero impacto ambiental de su funcionamiento en Marinilla.

Las razones de la comunidad para rechazar la llegada de Nopco, como lo contó El Espectador el 16 de agosto, son los posibles efectos ambientales que podría representar la producción de químicos en su población y las denuncias por supuestas maniobras de la empresa para obtener la licencia de construcción, debido al cambio de su clasificación de riesgo para poder asentarse en el municipio.

A este último punto también se refiere la resolución de Cornare, donde señala que Nopco no aportó “la evaluación de los impactos del cambio de uso del suelo”.

Sin conocer oficialmente la resolución de Cornare, Carlos Santiago Díez, gerente de Nopco, rechazó la decisión. “No vemos razón para que nieguen la licencia. Vamos a revisar con nuestros asesores jurídicos y presentaremos el recurso de reposición”.

El gerente de la empresa agregó que el trámite se adelantó conforme a la ley y que, contrario a lo que dice la resolución, sí entregaron todos los estudios. Ante la polémica por la licencia de construcción, Díez anunció que contemplan demandar al municipio de Marinilla por cuestionar la legalidad del permiso que le otorgó la anterior administración para iniciar la construcción de su nueva planta.

Con la decisión de Cornare, la planta construida en el barrio Belén Norte, en la que según la empresa se invirtieron casi $10.000 millones, no podrá producir un solo químico, aunque ya esté dotada para ese fin. Nopco continuará operando en Bello para no frenar la producción, pero insistirá en trasladarse a Marinilla, por considerar que es una mejor ubicación. “Tenemos planes de contingencia . Siempre hemos tenido la voluntad de concertar con la comunidad”.

Nopco, que reportó el año pasado ingresos por casi $25.000 millones, se presenta como “una compañía del sector químico dedicada a la producción de aditivos para fabricación de papel, construcción, cerámica y textiles”.

Por ahora, el enfrentamiento entre la comunidad y la empresa tendrá un segundo capítulo una vez se presente el recurso de reposición para definir si Nopco llega o no a esta población antioqueña.

Temas relacionados

Medio Ambiente
Comparte: