10 Aug 2011 - 9:58 p. m.

Médicos sin hospital

Doce años después del cierre del Hospital San Juan de Dios, la U. Nacional no resuelve el problema de las prácticas para los estudiantes.

Redacción Vivir

Una década después de la clausura del Hospital Universitario San Juan de Dios en Bogotá, donde tradicionalmente hacían sus prácticas los estudiantes de medicina de la Universidad Nacional, las directivas de la institución no encuentran la cura definitiva para el problema.

En los últimos años, a través de convenios docente-asistenciales, la universidad había logrado encontrar cupos para sus alumnos en distintos centros hospitalarios de la ciudad y el departamento. Pero este mes la vieja herida se reabrió cuando la Clínica Carlos Lleras, que recibe un buen número de practicantes, tuvo que cerrar algunos servicios.

A través de redes sociales, reuniones internas y leves protestas, los estudiantes han manifestado su incomodidad por lo sucedido. Incluso, circuló el rumor de que la Facultad de Medicina podría sufrir un cierre temporal.

El rector de la universidad, Moisés Wasserman, explicó que “la falta de liquidez que afecta hoy a esta clínica forma parte de las dificultades del sistema de salud que perjudican a la red de hospitales públicos de Bogotá, a los hospitales universitarios de Medellín y a los centros médicos de Bucaramanga, Ibagué y el Valle del Cauca”. Una crisis que esta vez tocó directamente a los estudiantes.

Wasserman recordó que la universidad “ha hecho grandes esfuerzos para lograr un hospital universitario propio”. Uno de éstos fue la compra del edificio donde funcionaba la Clínica Santa Rosa (en 2005) de la Caja de Previsión Nacional. Si bien se diseñó un plan, los recursos para ejecutarlos han sido esquivos y desbordaron las capacidades presupuestales de la institución educativa.

Luis Javier Cajas Santana, presidente de la asamblea de estudiantes de medicina, reconoció la buena voluntad de los diversos actores políticos para solucionar el problema, pero recalcó la importancia de “realizar cambios contundentes que mejoren radicalmente nuestra situación”.

Comparte: