17 Mar 2011 - 10:00 p. m.

Nueve millones de enfermos de tuberculosis

Se trata del registro más alto de pacientes en la historia. La resistencia a los fármacos es una preocupación de las autoridades de salud.

Redacción Vivir

El sida, la diabetes, el tabaquismo, las cepas resistentes y el mal uso de los medicamentos son algunos de los factores que están dando al traste con los esfuerzos que por décadas han hecho las autoridades de salud mundiales por contener una de las enfermedades más letales de la humanidad: la tuberculosis.

Un informe divulgado ayer por la revista The Lancet, difundido en vísperas del Día Mundial contra la Tuberculosis que será celebrado la próxima semana, señala que las nuevas cepas del bacilo que causa la enfermedad y que se han hecho resistentes a los fármacos representan una “verdadera amenaza a los avances logrados en las últimas décadas”.

En la actualidad, 9 millones de personas en todo el mundo sufren la enfermedad. Se trata de la cifra más alta registrada en toda la historia. Cada año, hay cerca de 1,7 millones de fallecidos por culpa de la peligrosa bacteria. En Colombia, cada año se registran más de 10.000 casos nuevos.

El trabajo coordinado por los profesores Alimuddin Zumla, del University College de Londres, y Stephen Lawn, de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) señala además que el 80% de los casos se dan en un total de 22 países pobres y emergentes, con especial incidencia en el África Subsahariana, donde se registran cuatro de cada cinco casos de tuberculosis asociados al virus del sida, un vínculo con “un efecto devastador”. Entre las personas VIH positivas el riesgo de contraer la enfermedad se multiplica por 20.

 No obstante, hay otros elementos que preocupan a los expertos, en concreto “la epidemia global de diabetes y las excesivamente altas tasas de consumo de tabaco en países pobres y emergentes”. “Estos son los elementos que creemos  están disparando la epidemia de tuberculosis”, indicaron Zumla y Lawn, quienes aseguraron que la diabetes multiplica por tres el riesgo de padecer tuberculosis y que el tabaquismo lo multiplica por dos.

Hay además muchos otros factores de riesgo: el cáncer, la carencia de vitamina D, el alcoholismo, la contaminación en espacios cerrados, los problemas renales crónicos, la herencia genética y el uso de corticoides y de fármacos antagonistas del factor de necrosis tumoral (FNT) para tratar dolencias como la artritis reumatoide.

Pese a todo esto, los autores creen que “hay razones para el optimismo” porque se atraviesa un momento de excelencia investigadora para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

Temas relacionados

Tuberculosis
Comparte: