7 Apr 2017 - 11:12 p. m.

Obligan a Warner Bros a pagar 900 millones de dólares si no prueba que los fantasmas existen

Todo fue un problema de derechos de autor. Un escritor demandó porque dijo que las historias de las películas de El Conjuro fueron tomadas de un libro suyo, pero el estudio refutó que sus producciones estaban basadas en "hechos históricos reales”.

Redacción actualidad

Este viernes se conoció que Warner Bros estaría obligado a pagar 900 millones de dólares si no prueba que los fantasmas y los fenómenos paranormales existen. De acuerdo con el escritor que instauró la demanda, Gerald Brittle, el estudio habría violado los derechos de autor.

Según lo explicó Brittle, las historias de los investigadores paranormales Ed Warren y Loraine Warren que son dramatizados en las películas El Conjuro, El Conjuro 2 y Anabelle, fueron tomadas de su libro "The Demonologist" luego de que él hubiera hecho un acuerdo previo con la pareja.

En el proceso, añadió, la empresa audiovisual refutó lo dicho y dijo que las películas de la exitosa franquicia de The Conjuring no estaban basadas en lo publicado por él sino en “hechos históricos reales”. Sin embargo, Brittle afirma que eso no es cierto porque su libro al parecer revela que los archivos de los Warren sobre los espíritus son falsos.

Como el argumento de Warner fue que las historias de sus películas estaban basados 100% en la realidad, ahora tendrán que demostrar que los sucesos paranormales no son un invento y que sí pudieron ser fuente de inspiración para sus producciones.

De no ser así, el estudio, que ya ha recaudado más de 850 millones de dólares en taquilla por estas películas, tendrá que compensar al demandante.

 

 

Comparte: