22 Jan 2010 - 9:17 a. m.

Organización católica pide dimisión de obispos implicados en abusos sexuales

El Vaticano ha solicitado un encuentro con la jerarquía irlandesa para analizar las consecuencias del llamado "Informe Murphy".

Agencia EFE

Una organización católica laica pidió la dimisión de todos los obispos implicados en la ocultación de los abusos sexuales cometidos contra menores por sacerdotes irlandeses de la archidiócesis de Dublín.

La petición de la Voz de los Fieles de Irlanda (VOTFI) llega cuando la Conferencia Episcopal celebra este viernes en Maynooth (sur de Dublín) una reunión extraordinaria para debatir el encuentro de los obispos irlandeses con el papa Benedicto XVI en Roma el próximo mes.

El Vaticano ha solicitado un encuentro con la jerarquía irlandesa para analizar las consecuencias del llamado "Informe Murphy" , que desveló el pasado noviembre la connivencia de la Iglesia católica con el Estado para ocultar cientos de abusos sexuales en las parroquias de Dublín.

En un comunicado, VOTFI también culpa al Papa de no haber ordenado la apertura de una investigación interna sobre unas prácticas que esta organización califica de "cultura de ocultación a nivel mundial".

VOTFI confía en que Benedicto XVI abordará esta cuestión en la "carta pastoral para Irlanda" , que el Papa ha prometido redactar para dirigirse a los fieles de la isla.

En caso contrario, advierte la organización, la autoridad moral del Vaticano en Irlanda y la de los obispos de este país podría derrumbarse y no recuperarse.

VOTFI teme que la citada misiva pastoral se limite a "repetir las condenas vacías contra los abusos sexuales de sacerdotes".

"Ya fue especialmente dañino -dice la nota- el reconocimiento de la Conferencia Episcopal de que el 'Informe Murphy' sacó a la luz una extendida cultura de ocultamiento de abusos sexuales de menores en la iglesia".

"Esta admisión -prosigue el texto- debería haber provocado la inmediata dimisión de todos los obispos que participaron o permitieron la ocultación, seguida de una declaración inmediata del Papa prometiendo una investigación".

Según VOTFI, el problema de los abusos sexuales y la ocultación de la Iglesia católica "se extiende mucha más allá de Irlanda y salpica a la Iglesia universalmente y al gobierno de Roma".

Hasta la fecha, cuatro obispos han renunciado tras publicarse el informe de la juez Yvonne Murphy sobre la archidiócesis de Dublín, la más grande del país, que concluyó que las autoridades católicas ocultaron el abuso de niños por curas durante tres décadas.

El pasado mes de diciembre, el obispo de Limerick, Donal Murray, dejó el cargo después de que el informe calificase de "inexcusable" su actitud con un sacerdote sospechoso de pederastia.

A esta renuncia le siguió la del obispo de Kildare, James Moriarty, y la de los obispos auxiliares en la archidiócesis de Dublín Eamonn Walsh y Raymond Field.

El único de los cinco altos clérigos criticados en el documento que todavía se aferra al cargo es el obispo de Galway, Martin Drennan, quien sostiene que el informe no le señala personalmente a él.

Comparte: