En vivo
Siga la audiencia de Nicaragua-Colombia en La Haya
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
La Corte Internacional de Justicia escucha este lunes los argumentos de una demanda que interpuso Managua contra Bogotá por supuestas violaciones a sus derechos sobre el espacio marítimo que le otorgó esa misma corte en 2012.
Minimizar
13 Sep 2012 - 9:59 p. m.

Proyecto de ley busca cambiar horario de colegios

La iniciativa pretende que los estudiantes hasta 5º de primaria inicien su jornada escolar después de las ocho de la mañana.

Redacción Vivir

“Con la actual jornada escolar, los niños tienen menos posibilidades de aprender”. Esa es una de las razones por las que Omar Páez, especialista en medicina del deporte, apoya el proyecto de ley que busca reglamentar el horario estudiantil colombiano y que está siendo debatido en el Congreso.

La iniciativa, que ya fue aprobado en la Comisión Primera del Senado, pretende que los estudiantes hasta 5º de primaria inicien su jornada escolar después de las ocho de la mañana.

“En países como Estados Unidos, Suecia e Inglaterra, ya han tomado ese tipo de medidas, pues hay estudios que revelan de qué manera resulta perjudicado un niño por levantarse a las 4 o 5 de la mañana”, dice el senador José Iván Clavijo, promotor del proyecto.

Según el doctor Páez, el hecho de que los niños tengan que despertarse en la madrugada reduce, indiscutiblemente, sus períodos de descanso.

“En promedio, los niños deben dormir nueve horas porque es por la noche cuando se producen las hormonas de crecimiento. Si no lo hacen, su proceso cognitivo se verá afectado y pueden tener serios problemas de conducta: pueden llegar a tener somnolencia y volverse irritables”, asegura Páez.

Otro de los inconvenientes, según el profesional, es que por culpa del actual horario escolar muchos niños pierden el contacto familiar: “Para cumplir con las nueve horas de sueño tendrían que acostarlos alrededor de las siete de la noche, que es cuando los padres llegan del trabajo”.

Además, es muy probable que la alimentación también se vea afectada, pues, de acuerdo a este doctor, no es posible tomar un buen desayuno en horas de la madrugada.

“El problema es que los colegios, tienen jornadas únicas para ahorrarse dinero. Eso hay que reglamentarlo”, concluye.

Temas relacionados

Educación
Comparte: