13 Sep 2012 - 10:56 p. m.

Reflexiones de un Nobel de Física

Douglas Osheroff, profesor de la Universidad de Stanford y premio Nobel de Física en 1996, estuvo en Colombia por invitación de la Universidad de los Andes. El Espectador habló con él.

Camilo Delgado-Correal*

Richard Feynman, premio Nobel de Física en 1965 y uno de los físicos más importantes del siglo XX, es considerado por muchos jóvenes físicos como la ‘rockstar’ de esta ciencia. ¿Cuál es la suya?

(Risas) Bueno, supongo que Feynman también es mi físico rockstar. Cuando yo trabajaba en Laboratorios Bell se tenía la costumbre de visitar universidades, y entonces tuve la oportunidad de ir al Instituto Tecnológico de California, Caltech, en la época en que ya se sabía que Feynman tenía cáncer de estómago y estaba muriendo. Pude ver la admiración y el agradecimiento de sus estudiantes, muestra de la excelente labor docente que había hecho.

La investigación basada en la curiosidad le ha dado a la humanidad grandes avances; sin embargo, las agencias de financiación se enfocan cada vez más en investigación dirigida a aplicaciones. ¿Cómo encontrar el balance?

¡Esta es la pregunta del millón! Para las agencias es un gran problema encontrar el balance entre la investigación básica y la aplicada. Hay que sentarse a pensar cuáles son las ventajas y el valor de hacer investigación; quizá las aplicaciones puedan serlo. Lo más importante debe ser el entrenamiento de los científicos, lograr que los estudiantes graduados se sientan involucrados con la toma de decisiones de lo que van a investigar. Hay que darles a los científicos el regalo de la libertad para ejercitar su curiosidad.

El descubrimiento del bosón de Higgs se anunció mientras usted participaba en la reunión de premios Nobel en Lindau, Alemania. ¿Cómo fue compartir la emoción del anuncio con otros ganadores del premio Nobel y con muchos jóvenes científicos?

El bosón de Higgs es un tema muy importante pues había sido predicho desde hace mucho tiempo, mucha gente lo estuvo buscando y finalmente lo pudieron encontrar. Obviamente es algo que me pone muy feliz, pues creo que es el comienzo de muchas cosas interesantes.

¿Cómo ve la situación de la ciencia en países en desarrollo?

Creo que los países en desarrollo necesitan de alguna manera la compañía de un país desarrollado en esta labor. Por ejemplo, enviando sus estudiantes a una nación como EE.UU. para entrenarse en trabajos de posgrado. Lo más difícil de hacerlo es lograr que vuelvan a su país de origen: es la parte más dura y quizá la más costosa.

* Camilo Delgado-Correal, Físico colombiano

Temas relacionados

Física
Comparte: