3 Mar 2011 - 5:13 a. m.

Sabas Pretelt, a explicar

El exministro del Interior deberá aclarar a la Fiscalía los términos de un encuentro en 2004 con ‘Jorge 40’ y ‘Mancuso’. Un testigo dice que lo hicieron para ambientar la reelección presidencial.

Redacción Judicial

A versión libre y espontánea para que explique los términos de una reunión en la que estuvo acompañado por varios jefes paramilitares y en la que presuntamente se trató el tema de la reelección presidencial, será llamado el exembajador de Colombia en Italia y exministro del Interior Sabas Pretelt de la Vega. La noticia fue confirmada ayer por la propia fiscal Viviane Morales, quien reconoció que el caso llevaba más de un año sin decisiones en el ente investigador y ahora será revisado personalmente por el vicefiscal Juan Carlos Forero.

La investigación tiene que ver con una declaración que en 2009 presentó ante Justicia y Paz el desmovilizado del bloque Norte de las Autodefensas John Jairo Sánchez Hernández, alias Centella, quien dijo haber sido testigo de una reunión en la finca La Chava, cerca de Valledupar, hacia el año 2004, a la cual acudió el entonces ministro Pretelt de la Vega acompañado por el entonces dirigente ganadero Jorge Visbal Martelo, y en la cual estuvieron Salvatore Mancuso, Rodrigo Tovar, alias Jorge 40, y David Hernández, alias 39.

Según el testigo, Pretelt y Visbal fueron recogidos en Valledupar por un miembro de las autodefensas conocido como 44 y llegaron a la finca en camionetas de Jorge 40. Además agregó que la reunión se realizó entre abril y mayo de 2004, que distinguió a los personajes porque eran líderes de la vida pública y que personalmente los escuchó hablar de la reelección presidencial y lo conveniente que era para el proceso de paz entre el gobierno Uribe y las autodefensas que apenas cobraba forma en Santa Fe de Ralito.

El propio vicefiscal Juan Carlos Forero, quien deberá adelantar la diligencia, explicó que se trata de una investigación preliminar para determinar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se produjo la reunión en la finca La Chava. Por eso, después de practicadas las pruebas de rigor, se escuchará en versión libre al exministro Pretelt. De hecho, el exfuncionario no ha negado la reunión, pero ha dicho que lo hizo como parte del proceso de paz con las Auc y que Visbal lo acompañó como integrante del Consejo Nacional de Paz.

Lo cierto es que, por coincidencia o no, en esos mismos días comenzó en el Congreso el trámite del Acto Legislativo 02 de 2004, que un año después concretó la reforma constitucional de la reelección presidencial inmediata. Incluso, fue en la jornada del 4 de junio de 2004 en la Comisión Primera de la Cámara cuando se produjo el publicitado momento de los impedimentos y la recusaciones negadas que terminaron con el voto de la entonces representante Yidis Medina en favor del proyecto, cuando éste estaba a punto de hundirse.

Por estos últimos hechos, la Corte Suprema de Justicia condenó a Yidis Medina por el delito de cohecho, al excongresista Teodolindo Avendaño por cohecho y enriquecimiento ilícito y al exlegislador Iván Díaz Mateus por concusión. En esencia, el alto tribunal comprobó que actuaron en favor del acto legislativo a cambio de prebendas políticas. Desde mayo de 2010, por este mismo caso la Fiscalía acusó por el  delito de cohecho al exministro del Interior Sabas Pretelt de la Vega. La razón: sería quien ofreció las dádivas.

En cuanto al excongresista Jorge Visbal, hoy embajador de Colombia en Perú, ya había sido objeto de investigaciones en el denominado escándalo de la parapolítica. En 2009, la Corte Suprema de Justicia abrió un expediente en su contra, pero a finales de ese mismo año fue el único caso que el alto tribunal regresó a la Fiscalía, porque los presuntos hechos por los cuales se le comenzó a indagar no se produjeron durante sus tiempos de congresista. Visbal llegó al Senado en 2007 para reemplazar al senador Luis Guillermo Vélez, fallecido.

La primera mención de Visbal fue a raíz de las incautaciones del denominado computador de Jorge 40, pues en las memorias de su principal secuaz, Ignacio Fierro, alias Don Antonio, quedó el archivo de una conversación suya con el asesor político de las autodefensas, alias Gonzalo, donde éste último suspendió el diálogo porque dijo tener en el teléfono a Jorge Visbal, “enviado por El Viejo”. Después fue Salvatore Mancuso, desde Estados Unidos, quien manifestó que Visbal llevaba sugerencias para que las autodefensas hicieran presencia en regiones de importancia ganadera.

En su edición del pasado 7 de noviembre de 2010, Carlos Mario García Dávila, alias Gonzalo, jefe político del Bloque Norte de las Autodefensas, admitió a El Espectador que la Ley de Justicia y Paz que le dio soporte jurídico al proceso de paz entre las autodefensas y el gobierno Uribe, se hizo en estrecho contacto con los líderes políticos. E interrogado sobre los nombres de sus contactos, comentó coloquialmente: “Eso sí, escriban de primero a Jorge Visbal Martelo”. Estos episodios siguen sin ser aclarados.

La única declaración que compromete al exsenador Visbal es precisamente el testimonio de alias Centella, que dio lugar ayer a la apertura de investigación preliminar contra el exministro del Interior Sabas Pretelt de la Vega. Hoy Centella está condenado por los delitos de homicidio y concierto para delinquir agravado por el asesinato de un ciudadano en cercanías de Valledupar, pero desde hace varios años ha venido testificando ante la justicia y de sus declaraciones se han originado varios expedientes.

Por ejemplo, fue Centella el testigo clave que le permitió a la justicia abrir investigación contra el excomandante del Batallón La Popa de Valledupar, coronel Hernán Mejía, al referir que el oficial se reunió muchas veces con alias 39 y que existió un arreglo entre ambos para dar positivos de presuntos guerrilleros abatidos. Además, Centella también señaló al condenado excongresista Mauricio Pimiento. Está documentado que durante su tiempo en las autodefensas actuó en María Angola, Pueblo Bello, Los Ceibotes y Valencia, entre otras poblaciones del Cesar.

De nuevo aparece alias Centella, pero ahora para que reviva un episodio que quedó sin investigar desde 2009. ¿Para qué se reunieron Mancuso, Jorge 40 y 39 en la finca La Chava con el entonces ministro Pretelt y el dirigente gremial Visbal? ¿Fue para hablar de la conveniencia de la reelección presidencial, como dice el testigo, o para fortalecer el proceso de paz entonces naciendo? Por lo pronto ya existe otro testimonio, esta vez de José Alfonso Villamizar alias El Capitán, quien respalda lo dicho por Centella. La Fiscalía tiene la palabra.

Comparte: