9 Aug 2011 - 9:59 p. m.

¿Saben las madres alimentar a sus hijos?

¿Las mujeres que acaban de tener a sus hijos cumplen con las recomendaciones internacionales relacionadas con la nutrición infantil?

Redacción Vivir

Básicamente esta es la pregunta que buscó resolver la Fundación para la Educación y el Desarrollo Social de Cali, a través de una investigación que les hizo un seguimiento juicioso y detallado a 200 madres de Cali y Manizales. La principal conclusión apunta a que más del 80% de ellas no cumplen con los estándares.

“Queríamos saber lo que las mujeres pensaban con respecto a la alimentación de sus bebés y, al mismo tiempo, lo que les aconsejaban sus referentes más cercanos (esposos, padres, vecinos)”, dice Sandra Lorena Girón, cabeza del proyecto. La investigación está basada en dos preceptos: la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses del bebé y sólo a partir del día 180 pueden ser incluidas frutas dulces en la dieta.

La metodología fue la siguiente:  se acompañó a las madres desde el momento justo después del parto para ratificar si iniciaban la lactancia como lo recomienda la Unicef: una hora después del nacimiento. El 100% de ellas cumplió.

“Luego fuimos a la casa de cada una a los 8 días, a los 15 días, a los 22 días, a los 30 días y, después, mensualmente. Básicamente queríamos saber qué alimentos les habían dado a sus hijos, con base en unas tablas preestablecidas”, explica Girón. Estos fueron los resultados: en los primeros ocho días aproximadamente el 50%, en las dos ciudades, ya había abandonado la lactancia exclusiva e iniciado con alimentos como la tinta de los fríjoles, los caldos y las leches artificiales.

“Después de esos días se estabilizó el comportamiento, pero no pudimos llegar a los 24 meses que teníamos planeados, porque nos quedamos sin casos en los que las mujeres estuvieran lactando adecuadamente”. Al cumplirse el sexto mes ya el 82% de las mujeres de Manizales y el 92% de las caleñas habían abandonado la lactancia exclusiva. Los porcentajes restantes iniciaron adecuadamente la introducción de las frutas dulces, pero la combinaron con otro tipo de alimentos no recomendados, como carne y huevo.

Según Girón, el gran problema en el país es “el déficit de conocimiento”. ¿Qué consecuencias tiene una inadecuada alimentación? “El niño es más susceptible a desarrollar alergias, infecciones respiratorias, diarreas; puede traer también alteraciones del desarrollo físico y cognitivo”.

Esta investigación fue ganadora del Premio por la Nutrición Infantil Fundación Éxito, entregado en días pasados.

Comparte: