13 Feb 2009 - 3:00 a. m.

Según la Andi, la recesión llegó a la industria

De acuerdo con la Encuesta de Opinión Industrial, de los 21 sectores analizados, 16 tuvieron caídas. Analistas creen que lo peor está por venir.

Redacción Negocios

La temida palabra recesión ya empezó a formar parte de las conversaciones de los industriales colombianos. Así lo advirtió Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), quien al dar a conocer los datos de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) confirmó que la producción cayó 3,1% durante el año pasado, comparada con la de 2007.

“Las cifras nos señalan que la industria colombiana técnicamente entró en recesión, lo que no indica que la economía colombiana esté en recesión”, explicó el dirigente gremial, agregando que para 2009 los crecimientos serán escasos.

La caída de la producción se refleja en los niveles de comercialización que registran los empresarios. Según la EOIC, las ventas totales se contrajeron durante 2008 en 3%, mientras que las ventas al mercado nacional se disminuyeron en 1%.

Villegas agregó que los industriales están satisfechos con las medidas que ha tomado el Gobierno en cuanto a la reducción del gasto y su focalización en construcción de obras de infraestructura y vivienda, para evitar un mayor coletazo de la crisis internacional en la economía nacional. Añadió que ven con buenos ojos la coordinación que se está dando entre el Gobierno y el Banco de la República.

Respecto a los sectores analizados en la EOIC, los que presentaron mayores caídas en la producción el año pasado fueron: automotores (-34,6%), autopartes (-19,6%) e hilatura, tejedura y acabados (-14,3%).

En el caso de la industria automotriz, la reducción se debe en buena parte a la disminución de la cuota anual de vehículos exportados a Venezuela, que pasó de 45.000 unidades en 2007, a  15.911 durante el último año.


A esto se le sumó la desaceleración del mercado interno, que cayó 16%, al comercializarse 219.498 vehículos en 2008, es decir, 33.500 menos de los vendidos un año atrás.

Otro sector que mostró un descenso fue la confección. Carlos Eduardo Botero, director ejecutivo de Inexmoda, reconoce que el año pasado fue complicado, sobre todo por la fuerte revaluación que se vivió y que tuvo el precio del dólar bordeando los $1.600, lo cual perjudicó a los exportadores.

Pero a pesar de las complicadas condiciones externas, Botero indica que es moderadamente optimista frente al comportamiento de los confeccionistas, “que deberán hacer un esfuerzo muy grande por impulsar el mercado nacional, pues las condiciones de países como Estados Unidos, Ecuador y México son complicadas”.

Para los analistas, el comportamiento de la industria colombiana es la primera de diversas consecuencias que se vivirán en el país debido al mal momento de la economía mundial.

“Creo que esta es la primera de varias noticias que no van a ser nada buenas para Colombia. Las mayores consecuencias se podrían percibir en el país en el segundo semestre de este año y en buena parte de 2010, sobre todo por la reducción en las exportaciones de materias primas, como el petróleo o el carbón”, aseveró el consultor y ex director del DANE, César Caballero Reinoso.

En un sentido similar se pronunció César Ferrari, profesor de economía de la Universidad Javeriana. “Sin duda vienen días peores. Todavía no hemos sentido los efectos de la crisis mundial en toda su magnitud, todavía no se han afectado gravemente las exportaciones, apenas están llegando las caídas de las remesas”.

A pesar de la intención manifiesta de los empresarios por mantener el empleo no obstante la contracción de la actividad industrial, los analistas también coincidieron en señalar que era muy complicado sostener esa decisión. “¿Empleos?, ojalá fuera factible (mantenerlos). Yo lo veo difícil porque las realidades son las realidades y las buenas intenciones son eso, sólo buenas intenciones”, concluyó Ferrari.

Frente al tema de la eliminación de puestos de trabajo —según el DANE en el último trimestre del año pasado fue de 413 mil plazas—, el director asociado de Fedesarrollo, Mauricio Santamaría, también indicó que es complicado no afectar el empleo, pero que es la oportunidad para analizar el tema de la inflexibilidad que implican los parafiscales.

El analista señala que es un buen momento para plantear un debate a cerca de los altos costos que deben pagar los industriales por sus nóminas cuando están generando empleo formal.

De otro lado, entre los sectores que presentaron un comportamiento positivo el año pasado se destaca el de productos elaborados de metal, cuya producción se incrementó en 5,9% (la más alta de la encuesta), gracias a un crecimiento en sus ventas del 1,5%.


A éste le siguieron los sectores de otros productos químicos y papel y cartón, con subidas en su producción del 3% frente a 2007, y alimentos, que aumentó 2,3%.

Finalmente, los empresarios aseguraron en la encuesta que sus mayores dificultades para este año tienen que ver con la demanda (21,8%), las materias primas (13,7%), el tipo de cambio (7,4%) y la competencia (6,7%).

“Debieron bajar precios de combustibles”

Así lo aseguró el gerente del Banco de la República, José D. Uribe, quien explicó que si bien no hay una posición oficial de la junta del Emisor, porque es un tema que lo define el Gobierno y no el Banco, considera que “sería apropiado para la economía colombiana que se hubiese mantenido la regla para la definición del precio de la gasolina (suba o baje de acuerdo con el comportamiento de los precios internacionales), porque así el precio de los combustibles hubiera tenido una reducción importante y eso habría tenido un efecto a la baja sobre la inflación”.

La menor inflación, según explicó Uribe, permitiría una política monetaria más amplia, que se vería reflejada en una reducción significativa en las tasas de interés, pedido que han hecho el Gobierno y los industriales de manera reiterada desde que comenzó la desaceleración económica.

“Además, creo que no son buenos los cambios en las reglas de juego, pero el Gobierno tiene su posición y sus argumentos”, agregó Uribe.

Sobre si Colombia está cerca de caer en recesión, Uribe enfatizó: “Estamos esperando un crecimiento para 2009 de entre 1 y 3 %, cifra que es favorable si se compara con la economía mundial, que está creciendo negativamente”.

Comparte: