27 Jan 2010 - 10:54 p. m.

Sin anestesia, un hipopótamo fue al odontólogo

Por primera vez en el país se realizó un procedimiento como este.

Mary Luz Avendaño / Corresponsal, Medellín

Orión, un hipopótamo de 2.800 kilos, permitió que durante 10 minutos el odontólogo Iván Bano trabajara en su boca. “Lo que hicimos fue sellar uno de sus dientes fracturados. Hicimos un tratamiento de conducto y le corregimos una caries para evitar una infección que le podía causar la muerte”.

Lo novedoso del procedimiento consistió en que el hipopótamo permaneció consciente. No se le podía aplicar anestesia por riesgo de morir ahogado. Para ello, el animal de nueve años de edad fue sometido a un riguroso entrenamiento. “Desde octubre, cuando sufrió la fractura en su diente, comenzamos a entrenarlo para que abriera su boca y permitiera que le tocaran el diente. Esto fue posible porque nació en el zoológico y está acostumbrado a ver humanos”, dijo Martha Cecilia Ocampo, médica veterinaria del zoológico Santa Fe.

Orión fue un buen paciente. Abrió su boca, se quedó quieto y colaboró al máximo con el especialista, quien ha intervenido a otros animales como leones y primates. La diferencia es que éstos han estado dormidos. “Siempre le da a uno un poco de temor porque el animal está despierto. La mandíbula es grande y son más de 40 dientes, pero afortunadamente el entrenamiento funcionó”, comentó el odontólogo Iván Bano.

Este procedimiento se suma a otros realizados en la clínica de la universidad CES, en donde se han intervenido caballos, leones y primates, entre otros. Todo para tratar de mejorar la calidad de vida de los habitantes del zoológico Santa Fe.

Comparte: