20 Jan 2009 - 11:00 p. m.

Un velero para recorrer el mundo

Una nave colombiana saldrá de Santa Marta la primera semana de febrero. Durante 400 días la navegación llamará la atención sobre la acidificación de los océanos.

Redacción Vivir

Le tienen respeto al viento y miedo a la quietud que, dicen, impera en el océano en la zona ecuatorial. Tienen un mapa de ruta para 400 días, en los que divisarán las tierras australianas, árabes y mediterráneas, y un velero azul oscuro, de 43 pies de eslora, preparado para atravesar el planeta en sentido horizontal y recorrer 65.000km; pero sobre todo tienen un motivo para zarpar: atraer la atención sobre la alarmante acidificación de los mares.

Esta empresa colosal, bautizada “Caminante del Viento”, está integrada por un grupo de colombianos entre quienes se encuentra Franco Ospina, Fernando Cano, Federico Obregón, Andrés Ospina, Andrés Pineda y muchos otros que se irán sumando en cada puerto. Biólogos, fotógrafos, escritores, ecologistas de todas partes del mundo irán formando parte de esta navegación que partirá la primera semana de febrero desde Santa Marta.

“Todos debemos asumir diferentes roles. Yo, que soy el capitán, seré también el cocinero, así mismo los fotógrafos tendrán que bucear y tomar muestras”, comenta Franco Ospina, uno de los que lidera la idea.

Las olas gigantes que encogen a cualquier velero con sus más de ocho metros de altura pueden convertirse en una amenaza menor si se comparan con los tiempos de desidia o calma chicha, en los que el viento no sopla y el barco no se mueve, o la amenaza de la escasez de combustible o los problemas de convivencia. Por lo menos de eso está convencido Ospina, quien en 1992 se embarcó en un velero y partió de Huelva, España, con la bendición del Rey Juan Carlos, hacia América para conmemorar los 500 años del Descubrimiento.

“Nuestro objetivo es recoger datos sobre el PH del agua. Durante los últimos 15 años los océanos se han vuelto más ácidos, al punto que se están blanqueando los corales, se ha reducido un 25% el plancton y si no detenemos este deterioro empezarán a morir los organismos que tienen exoesqueleto calcáreo, el caracol, la langosta, el zooplancton, prácticamente por donde inicia la cadena de la vida”, explica el capitán Franco, quien contará en su tripulación con expertos de la U. de Antioquia, biólogos de Conservación Internacional y miembros de la Asociación Mundial de Buceo.

El velero se dirigirá primero a Panamá, luego partirá hacia Galápagos y atravesará el océano Pacífico hacia las Islas Marquesas. “De ahí vamos a Fiji Cook, Australia, subimos a Nueva Guinea, Papúa, Java, Yakarta, Singapur, luego por el mar de Bengala vamos a Sri Lanka, la India y pasamos a Yemen, Omán y Sudán”, cuenta el capitán, quien regresará a Santa Marta por la costa norte de Venezuela (ver infografía).

La travesía costará US$500.000 y los fondos aún están por conseguir. Sin embargo, es tal la pasión que sienten estos navegantes por su proyecto, que están seguros de que el dinero llegará. Mientras tanto, sólo les queda esperar buen viento y buena mar.

Si está interesado en colaborar, consigne en Bancolombia, Cuenta Corriente 26741856910, a nombre de la Fundación Caminante del Viento.

Comparte: