29 Apr 2010 - 3:51 a. m.

Usura reduce bancarización

El número de colombianos que se estrenaron en la banca creció 5% en 2009. Las cuentas de ahorro siguen reinando.

Luis Fernando Gutiérrez A.

A pesar de la recesión que golpeó la economía colombiana durante 2009, creció el número de personas nuevas bancarizadas en el país, los mayores de edad que  adquirieron un producto financiero.

De acuerdo con el último estudio de la Asociación Bancaria (Asobancaria), los colombianos que se estrenaron en el sistema financiero el año pasado aumentaron 5% frente a 2008, con la vinculación de 841 mil personas, para un total de 16,7 millones, 57,3% de la población adulta, que tienen por lo menos un producto.

Para María Mercedes Cuéllar, presidenta de Asobancaria, “el crecimiento se dio gracias a las líneas de crédito hipotecario (6,2%) y microcrédito (51%), por los subsidios a la tasa de interés, a la compra de vivienda y a la llegada de nuevas entidades especializadas en microcrédito”.

En relación con los productos que más demandan los colombianos, el estudio del gremio reveló que las cuentas de ahorro siguen en primer lugar. A diciembre pasado totalizaban 15,6 millones, seguidas por las cuentas corrientes. Entre las personas que tienen este producto, el 50,4% corresponde a mujeres, aunque cambia dependiendo de las zonas del país, siendo la Región Caribe la zona donde ellas son titulares de más cuentas. En el departamento de Córdoba, por ejemplo, el 62% las tienen ellas, seguido por Bolívar, Sucre y Magdalena.

¿Cómo crecer?

Cuando se habla de incorporar nuevos clientes, las instituciones financieras mencionan situaciones que hacen más difícil el acceso a sus servicios. Agustín Antón, vicepresidente de negocios bancarios del BBVA, dice que “la existencia de una tasa de usura impide que los bancos puedan llegar a sectores de la población, asumiendo mayor riesgo, con tasas más altas 10 ó 15%, pero que resultan menores a las de los créditos gota a gota, que pueden cobrar hasta el 200%”.

En el mismo sentido se pronunció Santiago Perdomo, presidente de Multibanca Colpatria, para quien la mejoría en los niveles de bancarización está más en el aumento en la colocación de crédito, que en la apertura de cuentas. Mencionó también el techo a los intereses como el elemento que impide crecer. De igual manera, dijo que lo estricto de la regulación para agilizar la aprobación de préstamos, “que se podría hacer con menos papeleo” a través del apoyo en tecnología para la preaprobación, con modelos estadísticos de mercados objetivos.

Los banqueros también llaman la atención sobre la falta de educación financiera y de impuestos como el 4x1.000 como obstáculos en el desarrollo de la bancarización.

Por segmentos de la población, según Perdomo, los jóvenes deberían ser hacia donde se enfoquen los esfuerzos. Pero el estudio mostró que la participación de las personas entre 18 y 30 años que tienen por lo menos una cuenta de ahorro no supera el 20%, siendo Risaralda, por ser un departamento que concentra un flujo importante de remesas.

Donde se sintió el golpe más fuerte para el sector financiero fue en la colocación de nuevos créditos. El temor que produjo la desaceleración de la economía y el aumento en la tasa de desempleo llevaron a que el de consumo registrara una contracción de 15,6%. Esto se tradujo en que 668 mil personas menos pidieron este tipo de préstamos.

Pero la tendencia se ha revertido este año, como reacción a la mejoría en el panorama de la economía. Según Asobancaria, entre enero y marzo los préstamos de consumo han mostrado un crecimiento de 5,2% y la cartera llega a $35 billones. El resultado augura una mejoría en la bancarización este año.

Comparte: