10 Sep 2008 - 8:51 p. m.

Viaje de otro MUNDO

El Galactic Suite, ubicado a 450  kilómetros de la Tierra, abrirá sus puertas en 2012.

Redacción Vivir

En enero del año pasado se agotaron las reservas para asistir a un viaje inolvidable, que comienza en una isla paradisiaca del Caribe y finaliza en el Galactic Suite, un hotel ubicado en medio del espacio. En total fueron 38 personas de Estados Unidos, Latinoamérica, Europa, China y los Emiratos Árabes quienes pagaron US $4,4 millones para ser los primeros en pasar cuatro días alojados en un hotel a 450 kilómetros de la tierra.

Para ello deberán hacer un entrenamiento de 18 semanas, en el que aprenderán a comer, ir al baño y desplazarse sin gravedad. Xavier Claramunt, creador de este proyecto de turismo global, explicó a la Agencia EFE que la compañía está trabajando en el diseño del programa de actividades údicas y científicas que los turistas realizarán durante su estancia. Precisamente una de las experiencias más novedosas es la del spa, que consiste en ingresar a una esfera transparente en la que se introducirá una burbuja de agua de veinte litros, para que el turista juegue con ella dividiéndola en miles de burbujas.

Claramunt también contó que al llegar al hotel los turistas serán recibidos con un combinado energético. Posteriormente está previsto que se conecten con la Tierra para saludar a familiares y amigos y finalmente prepararán en grupo la comida. Durante el segundo y el tercer día los huéspedes podrán ver salir y ponerse el Sol quince veces al día, hacer ejercicio en una banda de bicicleta y buscar zonas geográficas en la Tierra o en el mapa sideral del espacio, a través de unas pantallas instaladas junto a las ventanas.

El equipo de ingenieros y arquitectos de la compañía ha diseñado una infraestructura para que la nave espacial levite magnéticamente y acelere a través de una pista de lanzamiento Maglev, similar a la utilizada por el ‘tren-bala’. Esta tecnología consiste en un acelerador suspendido en el aire, que es propulsado hacia adelante por medio de las fuerzas repulsivas y atractivas del magnetismo. Tras conseguir una velocidad aproximada a la del sonido, la nave espacial se desenganchará del acelerador Maglev y ascenderá hasta llegar a órbita.

El despegue se realizará desde el Spaceport, un puerto de 40.000 metros cuadrados de superficie, ubicado en una isla del Caribe. Cada año la compañía creadora del Galactic Suite tiene previsto enviar 350 personas al espacio, una cantidad que tenderá a aumentará, pues a pesar del altísimo costo de este viaje, Claramunt está seguro de que en 2012 habrá alrededor de 40.000 personas con capacidad económica para pasar una temporada de vacaciones en el  espacio.

Misión de alto riesgo al espacio

La misión del Atlantis al telescopio espacial Hubble, que se llevará a cabo el próximo mes, será una de las más peligrosas en la historia de los transbordadores, debido a la cantidad de basura espacial que circunda la Tierra.

A diferencia de otras misiones en las que los caminantes espaciales podían ingresar rápidamente al complejo en caso de emergencia, en esta ocasión sólo estará junto a ellos el transbordador. Sin embargo, autoridades de la Nasa aseguran que se han tomado todas las medidas para afrontar una emergencia.

Lo que está fuera de su control son los meteoritos y los más de 100.000 trozos de naves, tornillos y desechos de satélites que pululan en el espacio. Esos objetos se desplazan a 35.000 kilómetros por hora y a esa velocidad cualquier impacto en la nave podría ser catastrófico. “Este es nuestro mayor peligro”, dijo John Shannon, director del programa de transbordadores en una conferencia de prensa desde el Centro Espacial Johnson, de la Nasa, en Houston (Texas).

Comparte: