22 Dec 2008 - 11:00 p. m.

Ya no todas son Barbies

La empresa española Famosa sacó al mercado un juguete en homenaje a los inmigrantes. Sus ventas se dispararon en todo el mundo.

Redacción Vivir

A pesar de que las populares y tradicionales muñecas Barbie no han pasado de moda para estas fiestas navideñas y las niñas siguen incluyéndolas dentro de su listado de regalos para Papá Noel o el Niño Dios, este año la atención de los compradores se ha enfocado en una nueva y particular muñeca que tiene rasgos físicos de los inmigrantes.

Así lo explicó a la Agencia EFE Rafael Sanjuán, gestor comercial de la empresa española de juguetes Famosa. “Poder dar respuesta a las necesidades de esta población  en España, por ejemplo, más del 10% de los ciudadanos proviene de otros países, se ha convertido en una de las prioridades del sector”.

Hace algunos años otras fábricas de juguetes intentaron hacer lo mismo al sacar al mercado muñecas que representaran las diferentes razas que existen en el mundo, sin embargo, los modelos eran prácticamente iguales. Lo único que cambiaba era el tono de piel y a veces el color del pelo.

Pero esta vez Famosa se atrevió a combinar diferentes características de los ojos, la boca y hasta la ropa en un mismo juguete. Por ejemplo, que tuviera pelo negro, ojos miel pequeños y un poco rasgados, piel morena y labios grueso, como lo hizo con Nenuco Mulato. Una de sus más recientes creaciones, que ha logrado superar las expectativas de venta.

Al igual que esperan que lo hagan Nenuco China, que se asemeja a un bebé de ocho meses que se hace pipí luego de tomar su biberón, o Chinita, una muñeca con pelo negro cortado al estilo oriental de un año, que se puede bañar y sentar por sí sola.

Para Inmaculada Marín, asesora pedagógica de la Fundación Crecer Jugando, los muñecos son un reflejo social “tanto por los avances tecnológicos que incorporan, como por los valores morales que transmiten”. Por eso, aseguró que el aumento de estas muñecas multiculturales es una noticia que beneficia a los niños que viven en países diferentes a los que nacieron, pues están viendo que “sus rasgos son bien acogidos por los demás, al ser representados en los juguetes. Además de responder a las necesidades de las miles de familias con niños adoptados, que tratan que los pequeños mantengan, en cierta medida, su cultura originaria”.

Por su parte, José Gándara, director general de Famosa, concluye que la multiculturalidad debe convertirse en una prioridad para las juguetería. “Hace unos años la inmigración era un fenómeno circunstancial, hoy forma parte de un nicho del mercado que tiende cada vez a ser más grande”. Por eso Famosa ya está elaborando los bosquejos de los diseños de las muñecas multiculturales de la próxima Navidad.

Temas relacionados

EspañaNavidad
Comparte: