29 Mar 2022 - 11:09 p. m.

Opiac denuncia presunto caso de falsos positivos en Putumayo

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana (OPIAC) denunció que una operación en la que murieron presuntos disidentes de las Farc habría sido realmente un “falso positivo”, en el que fueron asesinados una autoridad indígena y campesinos.

Redacción Amazonia

Guardia indígena de la comunidad Inga en el Putumayo, que hace parte de la Opiac. Según denunció la Opiac, la muerte de una autoridad del Pueblo Kitcwhwa sería un "falso positivo".
Guardia indígena de la comunidad Inga en el Putumayo, que hace parte de la Opiac. Según denunció la Opiac, la muerte de una autoridad del Pueblo Kitcwhwa sería un "falso positivo".
Foto: Leonel Barreto - El Espectador

Este martes la Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana (OPIAC) presentó una denuncia en la que afirma que el ataque adelantado contra disidencias de las Farc en Puerto Leguízamo (Putumayo), en el que el ministro de Defensa Diego Molano informó de la muerte de nueve presuntos disidentes, se trataría realmente de un caso de “falsos positivos”.

El ministro Molano publicó en su cuenta de Twitter que la Fuerza Pública “neutralizó” a “9 criminales y capturamos a 4 más”. Ante esto, la Opiac asegura en su denuncia que “la información dada por el funcionario no concuerda con la realidad y se contradice con información que en estos momentos ha empezado a surgir tanto de testimonios de sobrevivientes y familiares, así como de medios de comunicación alternativos”. (Le puede interesar: ¿Qué es el fracking y cuáles son las inquietudes sobre su impacto ambiental?)

El Espectador se contactó con la Coordinación de Derechos Humanos de la Opiac, desde donde aseguran que el “gobernador Kitcwhwa Pablo Panduro Coquinche fue señalado como si fuera parte de un grupo armado ilegal” y consideran que “podríamos hablar de una masacre. De nuestra parte, como pueblos indígenas solo identificamos la autoridad que cayó ahí, pero son más las personas que perdieron la vida, que incluso organizaciones campesinas han confirmado”, afirmaron.

También sostuvieron que en este momento las autoridades indígenas están a la espera de la entrega del cuerpo de Pablo Panduro Coquinche y que “una de las cosas que nos preocupa es que la Fiscalía no hizo el levantamiento de los cuerpos, sino que lo hizo directamente el Ejército. Nos manifestaron de la Fiscalía que no tenían conocimiento del tema”.

Por otra parte, los testimonios entregados por la Opiac en su denuncia, basados en una transmisión de Facebook Life del medio Andrés Prensa, indican que “el Ejército llegó a la vereda donde se encontraban unos habitantes de la zona realizando un bazar en una caseta comunal, adyacente a una cancha de fútbol de uso de los vecinos”.

Igualmente, el documento asegura que “dicha actividad era para recolectar fondos para atender necesidades de la misma vereda. En este espacio se encontraban el señor Divier Hernández y su mujer (desconocemos los datos), padres de dos menores de edad de 6 y 2 años”. La Opiac añade que “el Ejército abrió fuego contra los asistentes de la actividad comunal asesinando a nueve personas”.

Entre las víctimas del ataque se encuentran Divier Hernández y su esposa, y la autoridad indígena y Gobernador del Pueblo Kitcwhwa, Pablo Panduro Coquinche. (Lea: Debate sobre La Lindosa: ¿De cuándo es el arte rupestre de la Amazonia colombiana?)

Síguenos en Google Noticias